cd tenerife | córdoba cf

Incapaz de parar la sangría

  • Los errores en ambas áreas dan al Córdoba un tremendo varapalo

Incapaz de parar la sangría Incapaz de parar la sangría

Incapaz de parar la sangría

El Córdoba dio ayer un paso atrás enorme en cuanto a fútbol, moral y puntos en ese reto casi utópico de la permanencia que se han marcado los nuevos rectores del club. Los blanquiverdes mostraron signos del pasado más reciente, una endeblez desesperante en el área propia, poco aprovechamiento de las ocasiones de gol y una fragilidad mental exasperante.

Sólo un cambio presentó Jorge Romero en su equipo respecto a la semana pasada y fue de hombre por hombre -Álex Vallejo por el sancionado Edu Ramos- porque el planteamiento fue similar al del pasado domingo ante el Barça B. Eso sí, el Córdoba rememoró pronto sus peores sensaciones defensivas, con un error en cadena que permitió el gol local. Cuando logró reponerse del varapalo y tuvo más el balón, el cuadro blanquiverde empató y gozó de buenas ocasiones, con Narváez muy activo y Guardiola como el protagonista de los remates finales, pero atrás los desajustes volvieron a hacer daño.

En el segundo tiempo, todavía con opciones, el Córdoba bajó el pistón. Las líneas terminaron de romperse y el Tenerife encontró incluso más huecos que en la primera parte para atacar la meta de Pawel. Con esas premisas, era cuestión de tiempo que los goles fuesen cayendo. El resultado y la imagen de ayer destrozan el ánimo del equipo y la afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios