Córdoba CF

El uno por uno del Córdoba ante el Rayo (1-2)

  • Reyes fue el mejor de los blanquiverdes en el épico triunfo en Vallecas

Once inicial del Córdoba CF en Vallecas. Once inicial del Córdoba CF en Vallecas.

Once inicial del Córdoba CF en Vallecas. / Sergio Reyes (LOF)

PAWEL Dubitativo. Erró en el primer gol, con un despeje relativamente cómodo que dejó muerto en el área. Luego se rehízo y, aunque con poco trabajo, fue capaz de dar tranquilidad desde atrás.

FERNÁNDEZ Goleador. Contuvo bien a Bebé pese al refuerzo de Álex Moreno y se proyectó poco pero bien en ataque, hasta el punto de que firmó el empate. Se marchó con unas molestias.

JESÚS VALENTÍN Seguro. Cambió de perfil con Aythami poco después de encajar el 1-0. Desde el lado derecho, estuvo cómodo al corte y siempre dispuesto a echar una mano a los compañeros.

AYTHAMI Mando. Sin dar esas muestras de suficiencia de sus primeros partidos, volvió a ejercer esa labor de líder tan importante. Fue con todo en cada acción, sabiendo medir espacios y control.

QUINTANILLA Aseado. Jugó mucho tiempo tirado a la banda, como un falso lateral por la profundidad de Galán, y cumplió bien, ganando casi siempre la partida a su par. Tuvo calma para sacar la pelota.

ÁLEX VALLEJO Crecido. Más cómodo sin balón que con él de inicio, le costó controlar el juego por dentro rayista. En la segunda mitad se creció para hacerse con el control de todo el centro del campo.

REYES Qué calidad. Su sola presencia en el campo da otra cara el equipo. Además, en Vallecas se sintió cómodo desde el primer momento, a pesar de verse ubicado pegado a la banda derecha, lo que podía suponerle un mayor esfuerzo defensivo. Pero Reyes, sustentado en su veteranía, supo contemporizar en el juego sin balón, para lucir calidad y temple cada vez que la pelota caía en sus pies, a excepción de las acciones de estrategia, donde no encontró el toque exacto para beneficio de sus compañeros. Siempre se movió entre líneas a la perfección, buscando una opción de pase en ventaja que no siempre apareció... hasta que lo hizo para que Sergi Guardiola hiciera el 1-2 que confirmaba la remontada. Con el partido más para defender que para atacar, algo que no le favorece en nada, dejó su sitio en el verde a Eneko Jauregi dejando una última muestra de ese otro fútbol que es tan importante en situaciones comprometidas.

ÁLVARO AGUADO Movilidad. Tuvo en sus botas el empate en un mano a mano en el que no definió bien, en un primer acto muy gris. Se vino arriba con el paso al frente del equipo tras el descanso.

QUIM ARAUJO Gris. No supo aparecer para romper entre líneas el entramado local ni ejerció una gran labor en el juego de contención, aunque robó en el origen del 1-1. Fue el primer sacrificado.

JAVI GALÁN Chispa. De extremo perdió la capacidad de sorprender desde atrás, y apenas se le vio con cierto peligro. Su esfuerzo es indiscutible, pero necesita tener más claridad con la posesión.

SERGI GUARDIOLA Matador. Es el hombre clave del ataque, por movilidad, presencia y pegada. Supo esperar su primera gran ocasión para anotar su tanto 21 en el campeonato, el 23 de la temporada.

SERGIO AGUZA Aire. Sandoval tiró de él para refrescar la medular y echar una mano a Vallejo en el juego de contención. Se fajó más en defensa y apenas se le vio pisar el área rival; era lo requerido.

LOUREIRO Emergencia. Relegado al banquillo por Fernández, suplió al cordobés en el segundo acto por sus molestias. Desde primera hora se lanzó al ataque, aunque midiendo bien la parcela defensiva.

JAUREGI Sin tiempo. Relevó a Reyes en el tramo final del choque con la intención de hacer una labor de trabajo oscuro en la medular, liberando de esas funciones a Guardiola. Sólo se le vio en una contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios