ocio

El arte de exagerar la apariencia física para crear un parecido razonable

  • La plaza de la Corredera se convierte en el epicentro del caricaturismo durante unas horas

Un momento del encuentro de dibujantes en La Corredera. Un momento del encuentro de dibujantes en La Corredera.

Un momento del encuentro de dibujantes en La Corredera. / Jordi Vidal

La plaza de la Corredera se llenó ayer de arte, el arte de 18 integrantes de la Asociación Española de Caricaturistas llegados de distintos puntos del país, que despacharon gratuitamente en tres horas un buen puñado de unos originales retratos a quienes se ofrecieron a posar como modelos. "Es un homenaje a la caricatura, una fiesta", refirió el presidente del colectivo, José Manuel Rodríguez Bergé, quien recordó que hasta el próximo 6 de enero la Casa de la Juventud acoge una exposición de una veintena de integrantes de la asociación de distintos estilos que, como el propio nombre de la muestra revela, son "pata negra" .

"El secreto de una buena caricatura es buscar y encontrar los rasgos esenciales y característicos de la persona a la que estás caricaturizando y exagerarlos con objeto humorístico. Hay un juego entre tratar de plasmar la psicología de esa persona más sus facetas más exagerables", definió. "La caricatura en vivo, que es lo que estamos haciendo aquí, en tiempos muy cortos de seis o siete minutos en los que dibujamos a las personas sin red, a lo que salga, tiene bastante mejor salud que otro tipo de trabajar la caricatura como las ilustraciones editoriales o periodísticas, que no viven su mejor momento, porque impera una corrección política en la que parece que todos nos ofendemos por cualquier cosa pequeña y por problemas de recortes de las empresas", sostuvo David García Vivancos, conocido en el mundo del caricaturismo por su firma DGV, tomada de sus iniciales. David habla con conocimiento de causa tras trabajar para grandes multinacionales como Nike o Heineken, y defiende que tras cinco años de vida de la asociación "estamos mejorando las condiciones de nuestro gremio y seguimos avanzando en esa idea de ser cada vez más profesionales".

DGV detalló que la irrupción del digital ha abierto muchas puertas, "y creemos que por ese camino va a haber mucha evolución en el sector". "Y a nivel de caricatura en vivo, como la que estamos haciendo hoy, seguiremos haciéndola porque es algo que realizamos desde hace más de 25 años", explicó. "Mientras haya personas habrá caricaturas, porque al fin y al cabo una caricatura no deja de ser una representación subjetiva de la persona que la realiza. Lo bonito es que cada uno le da su toque personal y son totalmente distintas", contó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios