Tráfico mantendrá el radar y la señalización de la Cuesta del Espino

  • El dispositivo fijo es el que más multas pone en toda España y el pasado año contabilizó casi 80.600 denuncias

Zona en la que se localiza el radar de la Cuesta del Espino. Zona en la que se localiza el radar de la Cuesta del Espino.

Zona en la que se localiza el radar de la Cuesta del Espino. / el día

La Dirección General de Tráfico (DGT) mantendrá el radar fijo de la Cuesta del Espino y la señal anterior a éste que indica que la velocidad máxima debe ser de 80 kilómetros por hora. Así lo aseguró el jefe provincial de Tráfico en Córdoba, José Antonio Ríos Rosas, que destacó que gracias a este dispositivo el número de accidentes ha disminuido de manera considerable en esta zona caracterizada por su conflictividad.

Ríos Rosas cree que la señal de velocidad máxima que se encuentra antes del radar -localizado en la Autovía de Andalucía- está situada a una distancia suficiente como para que los conductores puedan reaccionar a tiempo antes de que el radar los capte y, por lo tanto, descarta que haya un cambio en ese sentido. Todo ello a pesar de que es el dispositivo fijo que más multas pone en España.

La cámara registró más del doble de sanciones que la segunda del ranking

La cámara de control está situada en dirección Córdoba-Madrid, justo antes de iniciar la bajada de la Cuesta del Espino. Es el último de los controles dispuestos por la DGT en esa zona de curvas y, según Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en el último año impuso 80.582 multas a vehículos. En esa zona de la vía, la Dirección General de Tráfico tiene ubicados hasta tres radares, en los puntos kilométricos 415,2; 416,1 y en el 417,6, si bien es éste último el que está batiendo todos los récords de sanciones por circular a más velocidad de la permitida.

El segundo radar a nivel nacional que más sanciona se localiza en la MA-20 de Málaga y registró una actividad de 36.022 boletines el pasado año, lo que significa que el de Córdoba anotó más de doble, según los datos de AEA.

Aunque el informe no detalla las causas de la alta actividad de este control de velocidad, son muchos los usuarios de esa vía que coinciden en que la velocidad máxima permitida para salvar el radar es de 80 kilómetros por hora, si bien la señal que marca ese límite está a escasos metros del radar, con lo que resulta complejo reducir en tan corta distancia al límite establecido.

En el ranking andaluz, Córdoba cuenta también con tres radares entre los 20 que más denuncian en toda la comunidad autónoma. Así, en el puesto 14 está la cámara localizada en el punto kilométrico 52,3 de la Autovía de Andalucía (A-45) a la altura de Lucena, que a lo largo del pasado ejercicio sancionó a 9.954 vehículos. Le sigue, en el número 17, el de la carretera A-339 entre Cabra y Priego, que impuso 7.768 multas en 2016, mientras que el de la A-4 a la altura del río Guadajoz en dirección a Sevilla (kilómetro 410,2) cazó a 6.948 conductores en el periodo analizado por Automovilistas Europeos Asociados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios