El Simec denuncia la falta de un 20% de facultativos en el área de Atención Primaria

  • El Sindicato Médico alerta de que el mayor déficit de especialistas se registra en Pediatría y de las consecuencias de las jubilaciones

La proporción de médicos de familia en Córdoba es de ocho por cada 10.000 habitantes, cuando la relación debería ser mucho más elevada en el caso de los facultativos. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece una media de 13 galenos por 10.000 habitantes. Éstas son algunas de las cifras que ofreció ayer el Sindicato Médico en Córdoba (Simec) con motivo de la celebración del Día de la Atención Primaria, que añadió que los números "ideales de personal sanitario sería de 23 -por cada 10.000 habitantes-, entre médicos, enfermeros y matronas para prestar servicios esenciales de salud".

Desde la organización sindical explicaron también que la plantilla de los médicos de familia representa en la provincia el 40,7% del total, cuando el porcentaje correcto debería ser del 60%. Mientras que estas son las cifras globales de la provincia, por áreas de gestión sanitaria en la del Norte representan el 48% de la plantilla, mientras que en la Sur se eleva al 60%. Sin embargo, según los datos facilitados por el Simec, en el área Córdoba-Guadalquivir la cuantía de estos profesionales supone el 33% de la plantilla.

Desde este sindicato médico también incidieron en que "no sólo faltan especialistas en Medicina Familiar y Pediatría, sino que la plantilla actual tiene exceso de carga de trabajo". Otra de las advertencias que hicieron desde el Simec fue el hecho de que no habrá relevo suficiente en el plazo de quince años cuando se produzcan numerosas jubilaciones de galenos de Atención Primaria. No en vano, el 31% de los médicos en España tiene más de 55 años. Así, indicaron que "la previsión tanto en el número de licenciados en Medicina Familiar y Pediatría, como el de plazas para formarse como especialistas (MIR), es insuficiente para reponer las jubilaciones, excedencias o abandonos para trabajar en el sector privado". El envejecimiento de la plantilla de médicos de hospitales y centros de salud es un asunto que preocupa desde hace años a los colegios profesionales. Córdoba no se escapa a la norma, ya que de los 3.735 colegiados registrados, 1.236 tienen entre 55 y 64 años, lo que supone que el 33% de ellos estarán jubilados en una década. Pero el problema no acaba ahí, ya que la siguiente franja de edad mayoritaria es la que engloba a los facultativos que tienen entre 45 y 54 años, que representan al 20% del total (748).

El Simec también incidió en que "las promesas de una renovación de la Atención Primaria no llegan, con cupos de paciente que sobrepasan con holgura las recomendaciones internacionales, que es de 1.500 personas por profesional". Ante estos datos y las previsiones que manejan desde la organización sindical consideraron que el Servicio Andaluz de Salud "debería mirar al futuro y redefinir qué infraestructuras, qué plantilla y qué atención sanitaria oferta a su población". Aseguraron también que el nuevo Plan de Atención Primaria es "absolutamente insuficiente y, además, no se está cumpliendo". Es más, desde el Simec subrayaron que "ni siquiera se han desdoblado los cupos previstos para el primer trimestre de 2018". La entidad sindical también aludió al "mayor problema" que tienen los médicos de familia, que es el tiempo del que disponen para atender a sus pacientes, que "son menos de cinco minutos", una situación para la que "no se ha hecho ni una sola propuesta que permita acabar con él".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios