Málaga Cine

El Festival de Cine Español arranca hoy en plena reconversión del sector

  • La nueva dirección del certamen, encabezada por Carmelo Romero, afronta una edición clave que contará con el reclamo de Antonio Banderas y que presenta diversas novedades para ganar espectadores · Toda la información en la web 'www.festivaldemalaga.com'.

El Festival de Cine Español de Málaga arranca hoy su duodécima edición, que se desarrollará hasta el próximo día 25, con el claro objetivo de significar en un sector que atraviesa una de las reconversiones a nivel de industria más profundas de su historia: con Ángeles González-Sinde recién nombrada ministra de Cultura, una Ley del Cine pendiente de aplicación y otra normativa audiovisual recién anunciada por el Gobierno, el certamen afronta el reto de mostrar la materia práctica a la que se refiere este nuevo panorama. Y lo hace de la mano de un nuevo equipo directivo, que toma el relevo a la gestión que Salomón Castiel (hoy primer responsable de la Mostra de Valencia) practicó de manera ininterrumpida durante las once convocatorias anteriores. Carmelo Romero, cabeza visible de esta reestructuración en su puesto de director, ha desplegado una propuesta que mantiene en buena medida la línea de las ediciones precedentes pero suma notables incorporaciones, especialmente en lo que corresponde a la conexión (a menudo cuestionada) del festival con el público malagueño.

En cuanto a lo meramente artístico, la nueva edición, que cuenta con un presupuesto de unos 3'3 millones de euros, representa un escaparate de los nuevos valores del cine patrio. La mayoría de los catorce directores que concurren en la Sección Oficial con otras tantas películas son debutantes (especiales expectativas mantienen La vergüenza, de David Planell, que abre hoy el programa; Fuga de cerebros, de Fernando González Molina; y Agallas, de Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez), tónica que se repite en otras secciones, como Zonazine (destinada a producciones de corte más alternativo) y Territorio Latinoamericano. Eso sí, para que por veteranía no quede, Juan Diego recibirá mañana el Premio Málaga de manos de Antonio Banderas, un reclamo por el que el festival había luchado desde sus inicios sin éxito hasta ahora, por más que el propio Banderas sea su presidente honorífico. El productor Enrique Cerezo recibirá también su merecido homenaje.

A todo ello se une el carácter festivo de un ciclo que concurre en buena parte en un cine, el Albéniz, cerrado desde hace más de un mes y que afrontará próximamente su reforma. Exposiciones, pantallas en la calle, proyecciones en nuevas salas y conciertos tientan desde hoy al público más cercano para espantar a la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios