córdoba cf

Luna asume el desafío

  • El técnico inaugura con optimismo su "nueva etapa" en el equipo que le hizo "madurar como jugador y como persona" · "Con lo que tenemos nosotros en plantilla y en cantera, no me hace falta nada", dice

Comentarios 2

"Estoy muy nervioso, aunque no sé lo que transmito; es una sensación nueva para mí, y alguna tontería diré, seguramente". Campechano. Y muy optimista. Así es Juan Luna Eslava, que a sus 44 años encara su primera experiencia profesional en los banquillos en el equipo de su vida; el de su tierra. El nuevo entrenador del Córdoba mira al frente.

En sus primeras palabras, el de Fernán Núñez quiso "agradecer al consejo la confianza que ha depositado en mí. Asumo esa responsabilidad. Voy a intentar trabajar por este club, al que tanto di como jugador, y me gustaría hacer lo mismo como entrenador. Se abre una nueva etapa en mi vida. Esto es trabajo, trabajo y trabajo diario, y esperemos que eso dé sus frutos, y que un entrenador nuevo vaya madurando con el equipo que le hizo madurar como jugador y como persona".

Luna Eslava es un hombre de la casa y sabe lo que hay. Por eso afirma que "siempre hay que contar con la cantera. En todos los clubes, y nosotros también. Son ellos los que tienen que abrirse paso y demostrármelo, como hoy -por ayer- me lo han demostrado por ejemplo Pedro, Javi (Pérez) y Miguel Villarejo". "Si Dios quiere, tendrán sus oportunidades", añadió. Con la base como refuerzo, el técnico se suma a la corriente que impera en el club: fichar en el mercado invernal no es prioritario. "Aquí todo se habla, todo se medita, todo se sopesa, y si llega el momento... Ahora mismo creo que hay una plantilla bastante equilibrada y compensada. Sé que vais a hablar del tema del lateral izquierdo, soy consciente de ello, pero con lo que tenemos ahora mismo estoy contento. He estado trabajando con Emilio codo con codo y se ha hecho un buen trabajo, en mi opinión. Con lo que tenemos nosotros en plantilla y en cantera, no me hace falta nada", aseguró.

En su mensaje a la afición, el cordobés la catalogó de "fundamental. Sabemos que en los momentos malos, muchas veces, levantan un partido. Les pido que apoyen, sobre todo a los jugadores, que son los que salen al campo, y que les ayuden todo lo posible". Asimismo, solicitó "que tengan paciencia conmigo, por favor. Como jugador tenía un carácter y unas características y me fue muy bien, y espero que como entrenador siga teniendo el respaldo de esa afición".

Luna encara sus primeros pasos como preparador de elite. Sin embargo, conoce lo que se cuece en este azaroso mundillo. "En el curso nacional de entrenadores debería haber una asignatura que dijera si no tienes buenos resultados, te vas a la calle. Eso está claro. Vamos a intentar que la dinámica cambie y que los resultados positivos lleguen, pero soy consciente de que el trabajo de entrenador conlleva eso. Si no hay resultados positivos, la gente atacará, se meterá con el equipo... Pero en eso no quiero pensar, porque creo que no va a ser así. Soy optimista por naturaleza; siempre lo he sido, y me ha ido muy bien", subrayó. Desde ayer, su porvenir es el de todo el cordobesismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios