Ponga la mente en blanco

Propuesta. Una de las mejores opciones para refrescarse en verano es una copa de vino blanco, dejando que su sabor conquiste el paladar.