Los tres grupos de la oposición abren las puertas a una moción de censura

  • PP, PA e IU inician los contactos después de la manifestación ciudadana por la alineación de Marcos Redondo y tres escuchar la reacción del alcalde a las protestas

La moción de censura ya no es un tema tabú en Pozoblanco. Los tres grupos de la oposición municipal (PP, PA e IU) dejaron ayer las puertas abiertas a una medida que de llevarse a cabo acabaría con más de 30 años de gobiernos ininterrumpidos del PSOE. Los portavoces municipales de estos tres grupos se reunieron a última hora de anoche con un punto principal encima de la mesa: presentar o no una moción de censura contra el gobierno municipal.

Según confirmaron a El Día los tres portavoces de la oposición pozoalbense, los grupos se están planteando esta medida después de la manifestación que recorrió la ciudad el pasado viernes para exigir la alineación de la avenida Marcos Redondo y sobre todo al escuchar "la reacción del alcalde", Benito García de Torres (PSOE), tras estas protestas. El regidor, en declaraciones a este periódico, retó a los tres grupos de la oposición a plantear una moción de censura para resolver el problema de la alineación de Marcos Redondo, ya que considera que anular la licencia de obras "es un delito".

Pese a las importantes diferencias ideológicas que separan a los tres grupos, coinciden en que la "actitud" del gobierno municipal del PSOE no es la mejor para solucionar el problema de la alineación de la avenida. Sin embargo, la postura no es unánime en cuanto a los plazos. Por un lado, tanto el PP como el PA insisten en que "la gobernabilidad actual en Pozoblanco es muy difícil, sobre todo por parte de la Alcaldía", según expresó el portavoz popular, Baldomero García. Por otro, la concejal de IU Manuela Calero insistió en que "vamos a ver las decisiones" que toma el Ayuntamiento "en los próximos días", y a partir de entonces "iremos valorando". Sin embargo, fue contundente a la hora de expresar que "si llega el momento de tomar decisiones y no se toman, cogeremos las riendas y se acabó".

Pese a todo, los tres portavoces han querido mostrar su cautela ante esta hipotética decisión que acaban de poner encima de la mesa. El líder local del PP consideró que "de momento lo veo difícil", aunque matizó que "algo gordo va a pasar en los próximos días". De hecho, Baldomero García calculó que de plantear una moción de censura el momento ideal sería éste. "Nos quedarían tres años para gestionar el Ayuntamiento", agregó. Incluso, el popular habló de fechas y planteó que una decisión de este tipo debería estar planteada "para las primeras semanas de mayo". Aparte, consideró que "mi intención no es ser alcalde, ni mucho menos, sino que esto funcione, favorecer la gobernabilidad municipal".

El portavoz del PA, Emiliano Pozuelo, expresó que "el que parece que está deseando que lo quiten es el propio alcalde" y destacó que "en estos días la agitación que vive Pozoblanco es bastante grande". Manuela Calero insistió en que "a mí no me apetece la moción de censura", pero advirtió que "si lo hacemos será por culpa del alcalde".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios