Detienen a 10 ex guerrilleros kosovares por crímenes de guerra

  • La operación policial, llevada a cabo en el sur de Serbia, fue planeada durante meses

Diez miembros de la antigua guerrilla albano-kosovar sospechosos de crímenes de guerra en el municipio kosovar de Gnjilane en 1999 fueron arrestados ayer en una operación policial en el sur de Serbia que a última hora de la tarde aún proseguía, informaron los medios de comunicación serbios. "Hasta ahora han sido detenidas diez personas y se han registrado 17 lugares", declaró el ministro serbio del Interior, Ivica Dacic, en Bujanovac, localidad de la zona del sur serbio colindante con Kosovo y poblada en su mayoría por albaneses.

Esas personas, miembros del llamado Grupo de Gnjilane de la antigua guerrilla del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), son sospechosas del secuestro de 159 civiles serbios y de 51 asesinatos.

Según el comunicado de la Fiscalía Especial serbia, esos crímenes fueron cometidos entre junio y octubre de 1999, tras la retirada de las fuerzas policiales y militares serbias de Kosovo en conformidad con el plan de paz internacional.

Además de los asesinatos, el Grupo de Gnjilane cometió de forma brutal otros actos penales, entre ellos violaciones, detenciones, torturas, mutilaciones y saqueos de los civiles con el objetivo de expulsar a la población serbia y a los no albaneses del territorio del municipio de Gnjilane, indicó la nota, que agregó que la operación fue planeada durante varios meses dado que casi todos los sospechosos están armados.

Los miembros del Grupo de Gnjilane no eran de esa ciudad del sureste de Kosovo, sino que llegaron desde otros lugares durante la guerra kosovar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios