Se buscan artesanos jóvenes

  • El Zoco celebra su 60 aniversario con el objetivo de que se ocupen todos sus talleres y con la intención de celebrar un mercadillo periódico

17 de mayo de 1956. Ese día quedó inaugurado oficialmente el Zoco Municipal de Córdoba en el número 19 de la calle Judíos, en un edificio que el Ayuntamiento compró en 1954 a Nicolás Cañero. El objetivo del Consistorio en ese momento, en el que lo presidía Antonio Cruz-Conde, era el de recuperar la artesanía popular cordobesa. La idea era la de la promoción de la artesanía mediante su exposición directa y venta; o sea, que los visitantes pudiesen a un tiempo ver la fabricación de las piezas y adquirirlas.

Ahora que se cumplen 60 años de aquello, la Asociación Cordobesa de Artesanos Zoco Córdoba lo celebra con la intención de conseguir que se ocupen la decena de talleres de los que se compone este espacio comercial ubicado en plena Judería. En este momento cinco de los diez están ocupados. En concreto, el de cerámica de Carmen Lucena; el de pasta de papel de Blás Pérez; el de madera de Ricardo Cané; el de platería y filigrana de Francisco López; y el de cuero de Rafael Varo. "Desde su fundación, aquí han tenido talleres artesanos que luego han sido importantes en la ciudad, como Meryan, que trabaja el cuero y la piel; o Alfonso Ariza, un artista ceramista y escultor", detalla el vicepresidente de la asociación, Blás Pérez. "En los 70, el Zoco decayó mucho, tanto que llegaron a estar ocupados tan sólo dos de sus talleres y en el 86 el Ayuntamiento decidió reactivarlo de nuevo, sacando a concurso los talleres vacíos", añade. Ahora, los artesanos del Zoco quieren que el Consistorio vuelva a reactivar este singular espacio comercial, que saque a concurso los cinco talleres que permanecen vacíos. "Queremos que sean ocupados por artesanos jóvenes, que quede asegurado el relevo generacional", puntualiza el vicepresidente de la Asociación Cordobesa de Artesanos Zoco Córdoba. "Este es el centro artesano más antiguo de España; nos interesa traer a gente joven y esperemos llegar, de momento, a cumplir los cien años", apunta el presidente de la asociación, Francisco López, mientras en el patio del histórico edificio los alumnos de las Escuela de Arte Mateo Inurria María del Mar Peralbo y José Zafra muestran en una pequeña exposición algunos de sus trabajos en madera mientras siguen tallando otras esculturas y la alumna de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz Daniela Cantero vende sus trabajos en pasta de papel. "Coincidiendo con los actos de conmemoración de este 60 aniversario tendremos estos días a otros alumnos de esas escuelas de arte aquí en el patio haciendo demostraciones y exponiendo sus trabajos; entre ellos, dedicados a la talla, el vaciado y el cuero", relata el presidente.

La asociación ha expuesto su idea de llenar los talleres de gente joven tanto a las escuelas de arte como a la Asociación de Empresarios y Comerciantes del Centro Histórico Patrimonio de la Humanidad, que han aplaudido la idea. El colectivo empresarial va a participar incluso en los actividades a celebrar por el 60 aniversario.

Otra de las ideas a llevar a cabo será la celebración periódica de un mercadillo artesanal en el patio del Zoco. "Queremos que sea una o dos veces al mes y contar con los alumnos de las escuela de arte para que vean que pueden vivir de sus trabajos, dándoles así un empujoncito", apunta Blás Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios