Entre el caso Torreblanca y el aumento del número de agentes en la Policía Local

  • IU confía en lograr que en 2011 haya 1,4 efectivos por cada millar de habitantes · El PP pide responsabilidades políticas por la construcción de las viviendas al pie de la Sierra

Comentarios 1

La irrupción a comienzos de año del denominado caso Torreblanca, en el que se investiga la participación de unos agentes de la Policía Local en la construcción de unas casas en la parcelación irregular del mismo nombre situada en las inmediaciones de la Sierra, ha eclipsado cualquier otro asunto relacionado con este cuerpo municipal de seguridad en la actual Corporación.

Una investigación instruida por la secretaria general del Ayuntamiento, la remisión de la misma a la Fiscalía, la derivación de ésta de parte de los hechos al juzgado por hallar presuntos delitos en algunos hechos y la comparecencia ante el Pleno del concejal responsables del área, José Joaquín Cuadra, son los hechos que se han sucedido en estos últimos meses. Mientras que desde el gobierno municipal se acusa a la oposición de desarrollar una campaña que daña la imagen de la Policía Local, desde el PP, el concejal Federico Cabello de Alba señala que "hay que darle un giro", porque el último año "ha sido una repetición del anterior tanto en los presupuestos como en los dispositivos especiales".

El final del caso Torreblanca está aún lejos de conocerse. El equipo de gobierno se escuda en que se encuentra sub iudice, por lo que no se puede hurgar más. Desde los bancos contrarios se argumenta que hay que depurar las responsabilidades políticas, puesto que las administrativas y las penales ya las fijaran las instancias pertinentes.

Los responsables políticos son conscientes de las carencias de un cuerpo que desde hace años reclama un incremento de la plantilla para poder atender tanto su responsabilidad ordinaria como los nuevos cometidos que se le van agregando. En la actualidad, hay 1,1 agentes por cada 1.000 habitantes, mientras que la ratio mínima es de 1,4. Con los alrededor de 400 funcionarios que hay actualmente en plantilla no se alcanza este porcentaje, por lo que a comienzos de año se hizo público el compromiso de llegar a los 500 policías en el plazo de tres años; es decir, al término del mandato de la actual Corporación municipal.

El déficit de policías en la capital provoca situaciones como las denunciadas por el Sindicato Independiente de la Policía Local y Bomberos (Siplb), que señaló hace seis meses que en algunos turnos de noche y de fin de semana "sólo hay dos coches de patrulla para toda la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios