IU imputa el "desequilibrio" de los presupuestos al endeudamiento

  • Tejada reconoce que tendrá que compensar los nuevos préstamos con más dinero para amortizaciones y el PP se ofrece a consensuar el plan para sanear las cuentas

Comentarios 4

El teniente de alcalde de Hacienda, Francisco Tejada, reconoció ayer la existencia de "un desequilibrio" en el presupuesto municipal para 2008, tal y como cita el informe de Intervención para las cuentas del presente ejercicio, aunque evitó citar en todo momento la palabra déficit (que es la que utiliza el departamento municipal de fiscalización del gasto).

Según Tejada, la diferencia entre ingresos y gastos resaltada por el informe presupuestario se produce por aplicación directa del nuevo reglamento de estabilidad presupuestaria, que corta las posibilidades de endeudamiento de las instituciones locales. Así, dijo el edil que el Consistorio ha de realizar un plan económico financiero en los próximos tres años como consecuencia de que, durante 2008, pedirá más préstamos de los que amortizará. Este programa, que tendrá que aprobarse en los próximos tres meses, obligará a detraer dinero de distintos servicios para aminorar la carga financiera municipal. El Consistorio pretende pedir a bancos y cajas de ahorros este año 43 millones y amortizar unos 18 millones de deuda viva.

El segundo teniente de alcalde defendió que, en aplicación de la Ley de Haciendas Locales, el presupuesto arrojará a final de año un superávit de 1,2 millones, pero que la aplicación de los nuevos criterios contables muestran un saldo de números rojos de 31,8 millones de euros.

Por su parte, el edil del PP José María Bellido ofreció a su grupo para consensuar el contenido del plan de saneamiento, de redacción obligatoria como consecuencia de la existencia de déficit en las cuentas de 2008. El concejal se ratificó en el análisis del grupo municipal popular de que el equipo de gobierno ha realizado unos presupuestos "irreales e insolidarios". Bellido expresó la preocupación de su grupo en la situación preocupante de las arcas municipales que, a su juicio, están azotadas por un quebranto de los ingresos que el gobierno municipal no quiere afrontar.

"Es como si una familia mintiera en el banco a la hora de pedir una hipoteca; tendría la deuda pero no la forma de pagarla", aseguró Bellido. El PP pretende presentar su alternativa presupuestaria antes de la semana que viene, fecha en la que se producirá el Pleno de aprobación de cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios