Puerto del Calatraveño

Los éxitos algo frustrados de los Boney M

  • La Junta ha anunciado que el tan demandado hospital de alta resolución que dará servicio al Valle del Guadiato desde Peñarroya-Pueblonuevo abrirá sus puertas el próximo mes de enero

MENUDO fiestón de los 70 se está montando en Peñarroya-Pueblonuevo. Faltan tan sólo unas semanas para que se abra el tan añorado y deseado hospital al que han apellidado Chare -de alta resolución, por lo menos, que es mejor que nada-y al cantante de los Boney M(uñoz), a quien esperan que aparezca en la inauguración y a quien todos llaman Rafael, lo tienen sus compañeras teñido de un negro a lo Michael Jackson a base de continuos disgustos. Cómo no se va a disgustar el hombre si siempre intentan colocársele más a su izquierda ataviadas para despistar con rosas en la mano, por supuesto, como manda el logotipo que capitanea sus ideas. Chare, chare ku / el chare lo gestionas tú, ha llegado a cantar el bueno de Muñoz estos días a su corista y consejera que vela por su salud en los Boney, María Jesús Montero. Y ni por esas. Los contoneos de palabra, al más puro estilo Tony Manero en Fiebre del sábado noche, de quien enarbola en el escenario político de esa localidad una bandera con el signo IU al compás del oh, oh, Rasputín no han conseguido convencer a María Jesús de que el SAS se tiene que hacer cargo de un complejo que en la ciudad llevan 70 años esperando. Para él, como para cualquier divo o diva del espectáculo, es más importante el público que el privado. Boney M(uñoz) esperaba que María Jesús lo entendiera, pero cree que unas y otras le han acabado haciendo la cama y que se la tienen más que guardada en el chare, chare ku.

Boney se pregunta si para todo esto quemó sus naves municipales a las puertas de El Cabril, donde montó hace años una acampada macrofestivalera descendiente de aquel Woodstock del amor y la paz hippy y donde el vino de pitarra, la pata de jamón y los litros de cerveza sustituyeron con cierta fortuna al porro, al whisky o al LSD. Ah, y sobre todo, donde no pasaba ni un camión con residuos radiactivos by the rivers of Guadiaton (junto al río Guadiato). Faltaría más.

¡Qué noches las de aquellos días! Las pasadas en la Sierra Albarrana para que luego acabara arrebatándole el liderazgo en los Boney M una brown girl in the ring (una chica morena) llamada Luisa Ruiz, a la que él creía también sólo su corista y a la que ahora cada vez que la mira parece contemplar a su archienemiga Ma Baker. Cuantas kalimbas de luna le tocó pasar al raso, qué dura es la vida del artista y, sobre todo, qué difícil es conseguir aprenderse lo del chare, chare ku cuando lo que se esperaba era un hospital como el de Los Pedroches y no un hermano menor de ese centro pozoalbense.

La última actuación de Boney M puede que tenga lugar en la puesta en marcha del complejo peñarriblense, donde todos los componentes de la banda están llamados a encontrarse. Allí, otra de las parteners de Rafael, su delegada de salud María Isabel Baena, cogerá la voz solista para entonar el chare, chare ku / el chare lo inauguras tú, María Jesús. Será el día que el ambiente de Peñarroya se convertirá en el de Belfast, Belfast y los Boney M pondrán de una vez el epílogo a la historia. Pero antes nos dejarán su feliz navidad, feliz navidad, próspero año y felicidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios