La Junta eleva a "prioridad absoluta" la búsqueda de las menores fugadas de Hornachuelos

  • La consejera de Gobernación, Clara Aguilera, subraya que "la situación es de una preocupación importante hasta que no estén otra vez en el centro"

La consejera de Gobernación, Clara Aguilera, no dudó hoy en destacar el "trabajo importante" que a su juicio están desarrollando tanto la Guardia Civil como la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía en la búsqueda de dos de las cinco niñas fugadas del Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos, una búsqueda que elevó a "prioridad absoluta". A preguntas de los periodistas en Jaén, Aguilera recalcó que esta búsqueda se erige con la categoría de "prioridad absoluta", de ahí que insistiera en que los citados cuerpos de seguridad están aplicando "todos los esfuerzos" para encontrarlas. "La situación es de una preocupación importante hasta que no estén otra vez en el centro", subrayó. 

En este sentido y a diferencia de la opinión que ya expresó el Defensor Menor de Andalucía, José Chamizó, quien afirmó el pasado viernes que "parece que no ha habido una buena coordinación entre la Guardia Civil y la Policía de Menores" en estas diligencias, la consejera de Gobernación defendió el "importante trabajo" que los agentes de ambos cuerpos están desarrollando, si bien insistió en que, pese a todo, "mientras no las tengamos será un motivo de preocupación". Fue el pasado viernes cuando efectivos de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía localizaron en Granada capital a tres de las cinco niñas fugadas del Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos a consecuencia de unos supuestos malos tratos que les llevaron a formular una denuncia ante el acuartelamiento de la Guardia Civil de Palma del Río, también en Córdoba.

Fuentes de la Junta de Andalucía informaron entonces a Europa Press de que las tres menores fueron localizadas en la zona norte de la ciudad de la Alhambra, en el domicilio de un familiar de una de ellas. Las cinco niñas se fugaron del centro de menores Arco Iris denunciando posteriormente a sus educadores ante la Guardia Civil, lo que motivó que la Dirección General de Infancia y Familias de la Junta de Andalucía abriera una investigación al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios