La Policía localiza en Granada a tres de las menores fugadas de Hornachuelos

  • La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, señala que las dos niñas que permanecen huidas "están prácticamente localizadas", aunque la Guardia Civil ha ampliado la búsqueda a Huelva y Sevilla

Comentarios 1

La extraña aventura de las cinco menores cuya tutela corresponde a la Junta de Andalucía y que se fugaron de un centro de menores de Hornachuelos el domingo pasado terminó ayer, al menos para tres de ellas, que fueron localizadas en Granada, a casi 250 kilómetros de Palma del Río, la ciudad en la que fueron vistas por última vez y de donde partieron el lunes sin que nadie las retuviera .

En un escueto comunicado, la Unidad de Policía de la Junta de Andalucía en Granada señaló ayer que había localizado en un barrio de la zona Norte de la ciudad de la Alhambra "a tres de las cinco menores fugadas de un centro de la Junta de Andalucía en Córdoba". Añadieron que las niñas, de entre 14 y 15 años, ya han sido entregadas a los responsables de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social. Desde este departamento informaron que ya están de nuevo bajo su control en un centro, si bien no especificaron su ubicación.

Mientras, la consejera del ramo, Micaela Navarro, apuntó en Málaga que las dos niñas que permanecen fugadas del Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos "están prácticamente localizadas", por lo que se espera encontrarlas "en pocas horas". No obstante, la Guardia Civil ha ampliado a las provincias de Granada, Huelva y Sevilla la búsqueda de las dos chicas. Fuentes de la investigación explicaron que el rastreo se ha extendido también a estas provincias por la cercanía geográfica y teniendo en cuenta que ninguna de ellas es natural de Córdoba.

La aventura de estas menores comenzó en la tarde del pasado domingo. Las jóvenes huyeron a pie del centro en el que estaban alojadas, llegaron a la carretera y se plantaron en Palma del Río, donde pasaron toda la noche. Mientras tanto, el director del centro de la Fundación Arco Iris -que es su tutor legal- denunció ante la Guardia Civil su desaparición.

El lunes por la mañana, las cinco menores acudieron junto a una mujer -madre de otra menor de 13 años que hace meses denunció malos tratos en el mismo centro- hasta el cuartel de la Guardia Civil de Palma del Río. Allí, denunciaron que varios de sus cuidadores las maltrataban, castigaban y agredían de forma constante. Entonces, los agentes llamaron a la Junta de Andalucía -que tutela a estas cinco jóvenes-, al director del centro del que huyeron, al Ministerio Fiscal y a la Policía Autonómica. El director acudió hasta el acuartelamiento, presenció la denuncia y negó los hechos. Posteriormente, los agentes trasladaron a las menores al centro de salud, para que sus médicos levantaran parte de los supuestos malos tratos que denunciaban.

Una vez formulada la acusación, las cinco menores se negaron a volver al centro. La Guardia Civil, bajo el argumento de que las niñas no habían hecho nada y de que no podían retener a nadie en contra de su voluntad, las dejó marchar.

Las pequeñas fueron vistas por última vez en un parque de Palma del Río, en la tarde del lunes. Ese mismo día se marcharon del pueblo, sin que nadie supiera su destino. Hasta ayer, cuando tres fueron encontradas en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios