Las compras de los más rezagados

  • Numerosos cordobeses acuden a los centros comerciales que ayer abrieron sus puertas para adquirir los últimos productos gastronómicos para la cena de Nochebuena como el marisco o el corderol consumo Hasta 180 euros se puede gastar una familia de cinco miembros en carne y otros 120 euros en marisco para la cena que abre las fiestas navideñas.

En Navidad no vale todo y las familias se esmeran en cada detalle. Sin embargo, siempre hay algo que se olvida. A menos de 24 horas para la noche que realmente abre la Navidad, cientos de cordobeses acudieron ayer para comprar los últimos alimentos de la cena de Nochebuena a tiendas y centros comerciales que abrieron sus puertas. Y aprovechando la visita a un establecimiento, no fueron los pocos que también adquirieron regalos para sus familias.

Uno de los centros que abrió fue El Corte Inglés y una de sus plantas más visitadas fue, sin duda, la del supermercado. Casi a la hora del almuerzo, el espacio estaba a reventar. Carros y cestas repletas de marisco, carne, mantecados, turrones, botellas de vino y cava. Que nada falte para recibir a la Navidad en familia y alrededor de una buena mesa. El marisco y el pescado fueron los alimentos que más se compraron. En la mayoría de los casos, según explicaron desde la sección de pescadería de El Corte Inglés, "la gente acude porque lo ha encargado previamente". Esta previsión se debe, continuaron, "a que el cliente prefiere que las piezas estén frescas o recién cocidas". Gambas, langostinos, cigalas o patas rusas son los productos que se venden en mayores proporciones para la cena de Nochebuena. No obstante, también hay familias que en lugar de marisco se decantan por "la lubina, el besugo, la dorada y, este año, por el rape", añadieron. Como media, según explicaron desde esta superficie comercial, una familia de entre cuatro y cinco miembros se puede gastar en el marisco de la noche del 24 alrededor de 120 euros.

Pilar Tejeda es una de las cordobesas que esperan hasta última hora para llevarse la comida de la cena de Nochebuena y ayer no faltó a su peculiar tradición para que todo presente su mejor aspecto. "Lo dejo todo encargado y hoy -por ayer- vengo y me lo llevo", reconoció. Añadió que "aunque viene mucha más gente, el marisco está más fresco".

En la carnicería también había una gran cola . Cordero, chuletón y lomo, lo más vendido, señaló uno de los encargados de esta sección, quien desveló que una familia cordobesa se puede gastar hasta 180 euros en carne para celebrar la Navidad.

El Corte Inglés no fue la única gran superficie que abrió sus puertas. El centro comercial El Arcángel también aprovechó el tirón de las fiestas para abrir sus puertas y atraer a los consumidores que el resto de la semana no pudieron hacer sus compras por motivos laborales. Pedro Muñoz fue uno de ellos, pero en lugar de la comida, acudió para adquirir los últimos regados que entregará a su familia el día de Navidad. "Prefiero los Reyes Magos, pero desde que mis hijos se casaron tenemos que hacerlo así", confesó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios