La detención de Karadzic no basta para que Serbia entre en la UE

  • Holanda ha dejado claro a sus socios de la UE que la captura de Radovan Karadzic no prueba que Serbia colabore de forma total con el TPIY

Comentarios 7

La Unión Europea ha felicitado al Gobierno serbio por la captura del ex líder serbobosnio Radovan Karadzic y le animó a "seguir por ese camino", pero no desbloqueó el acuerdo de asociación y estabilización con el país balcánico.

Holanda aún considera insuficiente la detención de Karadzic para dar el paso hacia la adhesión europea de Serbia, ya que quedan aún libres otros fugitivos como el ex general Ratko Mladic.

La compensación vino del lado de la Comisión Europea, que propuso a través del comisario de Ampliación, Olli Rehn, que se empiecen a aplicar los beneficios comerciales del acuerdo, sugerencia que estudiarán esta semana los embajadores de los países miembros.

Según explicó al respecto el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, la idea era aprobar al menos esta concesión, pero "un país" (Holanda) dijo que todavía no había tenido tiempo para consultarlo, por lo que deberán decidirlo los embajadores en sus próximas reuniones.

"Cuando cumplen, hay que dar la respuesta adecuada, y han cumplido de forma muy eficaz", defendió Moratinos tras reunirse con su homólogo serbio, Vuk Jeremic.

El jefe de la diplomacia serbia acudió a Bruselas para resaltar el compromiso europeo demostrado por su Gobierno al capturar a un presunto criminal que, sin embargo, sigue siendo considerado como un héroe por una parte de la población de su país.

Por su lado, el ministro de Exteriores francés y presidente de turno del Consejo, Bernard Kouchner, expresó la "satisfacción" de la UE porque la detención, dijo, se haya producido tan rápido, "poco tiempo después de que se formara el Gobierno con el que estuvimos dialogando".

"La detención ha sido muy buen signo, creemos que con este Gobierno se podrá arrestar pronto a los otros acusados", dijo el ministro francés, que afirmó que cuando conoció la noticia saltó de alegría y exclamó "¡por fin!".

Según Miguel Ángel Moratinos, con la detención se ha demostrado la tesis de que era necesario iniciar un diálogo con Serbia, incluso cuando todavía no había ninguna colaboración de Belgrado para juzgar los crímenes de guerra en la ex Yugoslavia.

"Es una pena que ya no esté aquí Carla del Ponte, le mandaré un mensaje", dijo Moratinos en recuerdo de las reticencias para dialogar con los serbios que expresaba la ex fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia.

Frente a estas apelaciones al diálogo para obtener resultados, Holanda ha dejado claro a sus socios de la UE que la captura de Radovan Karadzic no prueba que Serbia colabore de forma total con el TPIY.

El secretario de Estado holandés de Asuntos Europeos, Frans Timmermans, afirmó que la detención fue "un acto valeroso de las autoridades serbias, que ayudará a concluir un periodo horroroso", pero destacó que no necesariamente prueba la colaboración plena del país balcánico con ese tribunal.

Las conclusiones del fiscal jefe del tribunal, Serge Brammertz -quien tiene que juzgar si las autoridades serbias ofrecen su plena colaboración al Tribunal-, pesará mucho, pero no será decisiva para decidir si Holanda ratificará el acuerdo, según el secretario de Estado.

Además, los Veintisiete han escuchado al enviado especial del cuarteto para Oriente Medio, Tony Blair, para quien la Unión Europea (UE) debe conseguir "una implicación más fuerte" como mediadora en el conflicto a través de la Unión por el Mediterráneo.

También el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, ha explicado a los socios comunitarios que espera para dentro de dos semanas una respuesta "clara" de Teherán sobre la oferta de incentivos a cambio de que suspenda su programa de enriquecimiento de uranio.

Por otro lado, los ministros endurecieron las sanciones al régimen de Zimbabue al añadir 37 nuevos nombres a la lista de personas a las que se impide viajar a los Estados miembros e incluyeron a empresas cercanas al régimen de Robert Mugabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios