La UE se compromete a fondo con la reducción de emisiones y las energías renovables

  • Zapatero señala que Europa ha salido "fortalecida" tras esta Cumbre.

Los líderes europeos alcanzaron un acuerdo sobre un paquete de medidas para luchar contra el calentamiento global, que pasan por un compromiso firme con la reducción de emisiones y la apuesta por las energías renovables.

En concreto, se aprobó una reducción del 20% de las emisiones de CO2 antes del 2020, una decisión "histórica", según la definió el presidente francés y actual presidente de la UE, Nicolas Sarkozy. Además para ese mismo año, el 20% de la energía en la UE provendrá de fuentes renovables. Con esta decisión, que todavía debe ser ratificada por el Parlamento Europeo, la UE pretende mantener su posición de liderazgo internacional en la lucha contra el cambio climático y dar un impulso a las negociaciones para lograr un acuerdo mundial en Copenhague a finales de 2009.

Tras la reunión de los Veintisiete, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló que gracias a las decisiones tomadas en esta Cumbre Europa "ha salido fortalecida".

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Unión Europea aprobaron un paquete de recuperación cuyo compromiso final se basa en reforzar la solidaridad con los países de ampliación para ayudarles a recortar las emisiones. Además, se permitirá que los sectores industriales reciban gratis los permisos de emisiones de CO2 por los que, hasta ahora pagaban. Esta medida fue propuesta inicialmente por la Comisión, para evitar deslocalizaciones.

En concreto, el objetivo de este paquete es poner en práctica los objetivos que se ha fijado la Unión Europea para luchar contra el cambio climático, el denominado triple 20 para 2020 (20% de reducción de emisiones, 20% de cuota de renovables y 20% de ahorro energético). También se trata de repartir el esfuerzo entre los Estados miembros.

"Es algo histórico. Ningún continente se ha otorgado a sí mismo las reglas vinculantes que hemos adoptado en forma unánime", indicó el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente en ejercicio de la UE, en una conferencia de prensa al cierre de la cumbre, en donde añadió: "Los objetivos siguen siendo los mismos. De ningún modo la crisis económica puede ser utilizada como excusa para no avanzar en medio ambiente". Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, describió este plan como "el más ambicioso propuesto nunca antes mundialmente".

Durante la votación, el mayor obstáculo para lograr un compromiso fue convencer a los países de la ampliación de aceptar los recortes de emisiones, teniendo en cuenta que sus industrias son mucho más contaminantes que las de los nuevos socios. También hizo falta vencer las reticencias de Italia, que amenazaba con vetar el paquete por su impacto económico en un momento de crisis. Con este resultado, que todavía debe ser ratificado por el Parlamento Europeo, la UE pretende mantener su posición de liderazgo internacional en la lucha contra el cambio climático y dar un impulso a las negociaciones para lograr un acuerdo mundial en Copenhague a finales de 2009.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que la Unión "ha salido fortalecida" por los acuerdos alcanzados en esta cumbre, en especial tras el acuerdo llevado a cabo con Irlanda para repetir el referéndum del Tratado de Lisboa y la aprobación de este plan contra el cambio climático. "El Consejo Europeo ha constatado que el Tratado es esencial para el futuro", afirmó durante la rueda de prensa posterior al Consejo.

España tendrá que elevar a más del doble su proporción de renovables dentro de su 'mix' energético para cumplir con las medidas que aprobó la cumbre de la UE para luchar contra el cambio climático. De este modo, España, que en 2005 obtuvo un 8,7 por ciento de su energía de fuentes renovables y que tiene un PIB per cápita intermedio dentro de la UE, deberá alcanzar en 2020 un 20 por ciento, coincidiendo con la media comunitaria.

La UE llama a Obama a sumarse a la batalla contra el cambio climático

La Unión Europea hizo hoy un llamamiento al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, para que se sume a los esfuerzos acordados por los Veintisiete en la lucha contra el cambio climático.

Recordando el lema electoral de Obama ("Yes, we can!"), el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, dejó claro el mensaje europeo para EEUU: "Yes, you can!" (¡Sí, podéis!).

"Sí, podéis hacer lo que nosotros estamos haciendo. Podéis alcanzar los objetivos a los que nos hemos comprometido", insistió Barroso al término de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que cerró hoy un ambicioso acuerdo para combatir el cambio climático.

El presidente de la CE instó a Obama a acompañar a Europa por esta vía y "arrastrar al mundo hacia el esfuerzo necesario" para frenar el calentamiento global.

En la misma línea, el presidente de turno de la Unión, el francés Nicolas Sarkozy, aseguró que "en un momento en el que por fin EEUU tiene un presidente electo que pone la defensa del medio ambiente en el centro de sus prioridades, habría sido lamentable que Europa rebajase sus objetivos".

Sarkozy, que había convertido el acuerdo sobre cambio climático en una de las grandes prioridades de su presidencia semestral de la UE, subrayó que el paso adoptado hoy es "histórico" y permitirá a Europa ser "ejemplo".

"El mundo estaba mirando a Europa", aseguró Barroso, quien consideró que los Veintisiete "han pasado su examen de credibilidad" con la unanimidad alcanzada.

Tras su elección el pasado mes de noviembre, Obama ha reafirmado en varias ocasiones su intención de adoptar medidas "drásticas" contra el cambio climático, una vez llegue a la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Con el acuerdo alcanzado hoy en Bruselas, la UE se compromete recortar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la UE en un 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20% y que el 20% de la energía que consume proceda de fuentes renovables, todo ello para 2020.

Pero además, los Veintisiete han acordado reducir las emisiones un 30 por ciento en caso de que el próximo año se logre un acuerdo global que sustituya al Protocolo de Kioto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios