La UE aprueba un plan anticrisis de 200.000 millones de euros

  • El plan fue propuesto por la Comisión Europea y se aplicará en 2009 y 2010. Equivale al 1,5% del PIB y la mayor parte la aportarán los Estados miembros.

Comentarios 9

Los líderes de la UE han dado su apoyo unánime al plan contra la crisis propuesto por la Comisión Europea, que prevé destinar fondos equivalentes al 1,5 % del PIB comunitario a impulsar la actividad económica y el empleo. El plan, que equivale al 1,5% del PIB fue propuesto por la Comisión Europea y se aplicará en 2009 y 2010. La mayor parte la aportarán los estados miembros, aunque la Comisión aportará unos 30.000 millones 

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea aprobaron un paquete de estímulo fiscal de 200.000 millones de euros para sostener la demanda y combatir la recesión. Además, se comprometieron a revisar la aplicación del plan a partir de marzo de 2009 y a adaptarlo si es necesario. 

En declaraciones a los periodistas al término de la primera jornada del Consejo Europeo que ha comenzado en Bruselas, Berlusconi señaló que todos los países están de acuerdo con la cifra planteada por el ejecutivo comunitario, pese las reticencias iniciales de Alemania. En la misma línea se pronunciado el primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, que ha asegurado que los 27 "ampliamente comparten las líneas propuestas por la Comisión Europea" respecto al plan anticrisis. 

La mayor parte de este plan (170.000 millones) deberán aportarla los Estados miembros, mientras que los 30.000 millones restantes saldrán del presupuesto comunitario y del Banco Europeo de Inversiones. Se deja plena libertad a cada país para optar, según su situación, por un aumento del gasto público o reducciones de la presión fiscal o una disminución de las cargas sociales o incluso apoyos a determinadas categorías de empresas o a las familias más vulnerables.

Las medidas de apoyo europeas buscarán un efecto inmediato y con un límite temporal que se centrará en los sectores más afectados como el del automóvil y de la construcción. Incluso se contempla la posibilidad, para los Estados miembros que lo deseen, de aplicar unos tipos de IVA reducidos en los servicios que requieren mucha mano de obra y en los productos y servicios 'verdes', aunque hasta ahora nunca había acuerdo sobre este punto. 

Los líderes europeos piden una aplicación flexible del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que limita el déficit público al 3% del PIB, para poder financiar estas medidas. No obstante, el Consejo Europeo reitera su pleno compromiso con las "finanzas públicas sostenibles" y pide a los Gobiernos a "regresar rápidamente" al equilibrio presupuestario. 

Los jefes de Estado y de Gobierno también reclaman al Ejecutivo comunitario que aplique de forma "rápida y flexible" las normas sobre ayudas públicas. En este sentido, se felicitan por la aprobación de las reglas sobre recapitalización de los bancos con fondos públicos.

En cuanto a las medidas comunitarias, las conclusiones ratifican el aumento de las intervenciones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) por un importe de 30.000 millones de euros en 2009/2010, especialmente en beneficio de las pequeñas y medianas empresas, de la energía renovable y el transporte limpio, en particular, el sector del automóvil. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios