El PSOE y el PP valoran el discurso del Rey, falto de alusiones a las CCAA según los nacionalistas

  • Todos los partidos han resaltado el llamamiento que Don Juan Carlos hizo ayer a los partidos y los agentes sociales y económicos para "tirar del carro" y afrontar la crisis económica, así como su referencia a la unidad para acabar con el terrorismo.

Comentarios 3

El PSOE y el PP han valorado hoy el discurso navideño del Rey por sus referencias a la crisis económica, en tanto que IU ha opinado que el mensaje del Monarca se sitúa fuera del mundo y algunos partidos nacionalistas han echado de menos alusiones a las autonomías y a la diversidad nacional del Estado.

Todos los partidos han resaltado el llamamiento que Don Juan Carlos hizo ayer a los partidos y los agentes sociales y económicos para "tirar del carro" y afrontar la crisis económica, así como su referencia a la unidad para acabar con el terrorismo.

Que no aludiera el Rey a la diversidad nacional existente en España, que no hablara de la necesidad de llegar a un acuerdo sobre la financiación autonómica y que no reconociera el "exceso centralista" han centrado las críticas de BNG, CiU y PNV y ERC.

"Una vez más ha demostrado ser el Rey de todos los españoles", ha dicho hoy en una comparecencia ante los medios el secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, quien ha subrayado el llamamiento que realizó ayer a todos los partidos políticos, los interlocutores sociales y los agentes económicos para "arrimar el hombro" frente a la crisis.

Hernando ha valorado también la referencia del Rey a la unidad frente a los terroristas, porque "unidos combatiéndoles somos más fuertes" para derrotarlos, ha dicho.

También ha aplaudido el discurso el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, quien ha afirmado que su partido "comparte al 101 por ciento la receta que dio" para "salir de la crisis económica" basada en el "rigor, el realismo, la ética y el esfuerzo".

Comparte el PP con el Rey la importancia de "la unidad para derrotar al terrorismo, para luchar contra la crisis y contra el paro" y asegura que "un año más nos ha demostrado que vive en la España real en la que vivimos todos".

Algo con lo que no está de acuerdo el coordinador general de IU, Cayo Lara, para quien el mensaje es una "sucesión de buenas intenciones con escaso contenido concreto" que, además, "le hace situarse fuera del mundo y los problemas reales" de la mayoría de los ciudadanos.

Desde Bilbao, el portavoz de la presidencia de Ezker Batua (EB), Mikel Arana, aseguraba ayer que el Rey "no tiene legitimidad" para hablar de crisis cuando "sigue manteniendo su tren de vida a costa de toda la ciudadanía, que le pagamos a escote los palacios, el yate, los viajes y sus caprichos".

Por CiU, su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha destacado la "sensibilidad" que el Monarca ha mostrado hacia los desempleados, discapacitados y otros colectivos desfavorecidos, pero ha echado de menos alusiones al desarrollo del Estado de las Autonomías y a la necesidad de buscar "una solución justa" de financiación de las comunidades.

Bakio (Vizcaya) ha sido el escenario en el que el PNV, por boca de su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, ha criticado la valoración que hizo el Rey de los 30 años de la Constitución, ya que, a su juicio, no ha servido "para integrar la enorme diversidad territorial del Estado".

Joan Puigcercós, presidente de ERC, ha aprovechado el homenaje a Francesc Macià para subrayar que la Constitución representa un obstáculo para el futuro de las aspiraciones nacionalistas y para señalar que el discurso del Rey no ha reconocido los "excesos centralistas" porque la Casa Real "pasa de puntillas" por estos temas.

Se ha mostrado también crítico el portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, quien ha lamentado que en el discurso haya prevalecido una "visión sacralizada" de la Constitución y ha echado en falta la alusión a la "diversidad nacional existente en el Estado".

Mikel Irujo, el secretario de Comunicación de EE, ha señalado que el Rey "no conoce la realidad de Euskal Herria, porque no ofrece, una vez más, ningún tipo de alternativa ni salida posible a lo que se denomina el conflicto político, ni tampoco para el terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios