El Rey advierte que la gran prioridad debe ser la lucha contra el desempleo

  • Don Juan Carlos anima a las fuerzas políticas, económicas y sociales a "tirar del carro" para superar la "seria crisis" · Pide un "nuevo impulso" a la relación con EEUU

Comentarios 4

El mensaje de Nochebuena de su Majestad el Rey se centró en lo que ha sido sin duda el tema del año: la "seria crisis" económica. Don Juan Carlos pidió a políticos, agentes económicos y sociales "tirar del carro en la misma dirección" para superarla, "anteponiendo el interés general sobre el particular", y pidió que se dé prioridad a la lucha contra el paro.

El Monarca, que recordó como cada año a las víctimas del terrorismo, lanzó un mensaje de aliento y optimismo a los españoles. "No es tiempo para el desánimo. Hemos logrado salir adelante con fuerza de otros periodos complejos y reemprender el camino aún con mayor dinamismo", afirmó. Don Juan Carlos mostró su preocupación por las numerosas familias que han perdido su trabajo durante los últimos meses y cuantos "ven amenazados o truncados sus proyectos y aspiraciones".

Por ello, el Rey pidió al conjunto de fuerzas políticas, económicas y sociales que se unan en la búsqueda de soluciones con medidas que se centren en recuperar la confianza. "Juntos podremos vencer problemas y dificultades, si actuamos con realismo, rigor, ética y mucho esfuerzo, anteponiendo siempre el interés general sobre el particular, buscando acuerdos y soluciones con generosidad, responsabilidad y amplitud de miras. Despleguemos con inteligencia y tesón nuestra bien probada capacidad de superación, tirando del carro en la misma dirección, aportando cada uno su grano de arena", subrayó.

En opinión del Monarca, el objetivo debe ser volver cuanto antes a la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo. Para ello consideró necesario disponer de reglas internacionales más eficaces para reforzar la estabilidad, supervisión y transparencia del sector financiero en un nuevo entorno globalizado. En cualquier caso, defendió que se otorgue "carácter prioritario" a la lucha contra el desempleo, atendiendo a las necesidades sociales y asistenciales, así como a las derivadas de la conciliación laboral y familiar.

"No hay recetas mágicas. Para volver a crecer de forma sostenible, necesitamos más eficiencia y competitividad, más innovación tecnológica, y elevar la educación y preparación de nuestros jóvenes, cuyo compromiso con la sociedad es un activo insustituible", agregó.

Otro de los puntos centrales del discurso del Rey se basó el papel internacional que juega España. Al respecto defendió una acción exterior "lo más consensuada y coordinada posible", dirigida a fortalecer posiciones en Europa. También reclamó "un nuevo impulso" a las relaciones de España con los Estados Unidos, "intensificar los sólidos vínculos" con Iberoamérica y con el Mediterráneo, y "mantener la proyección" en África y Asia.

También se refirió al trigésimo aniversario de la Constitución, gracias a la cual "España ha vivido por primera vez treinta años de democracia plena, que coinciden con los de mayor progreso y modernización en nuestra Historia".

En su mensaje navideño, el Rey también se refirió al terrorismo y volvió a reclamar "unidad entre los demócratas". "Estoy convencido -dijo- de que con unidad, voluntad y determinación, el final del terrorismo estará cada vez más cerca".

El Rey expresó su reconocimiento a quienes sirven a España en el mundo, subrayando que se cumplen veinte años, tanto de la participación de nuestro país en misiones internacionales de paz, como de la incorporación de la mujer a nuestros Ejércitos.

Don Juan Carlos también se refirió a la discapacidad, las graves enfermedades, la drogadicción, la violencia de género o los accidentes de tráfico, asuntos que "requieren de la dedicación y coordinación de autoridades, instituciones y sociedad civil".

El Rey reiteró su "más firme compromiso" de seguir sirviendo a España "con la mayor ilusión y dedicación", compromiso y sentimientos que el Príncipe de Asturias "comparte plenamente" y que, según el Monarca, "tienen en él la mejor garantía de porvenir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios