Garzón ordena prisión para las dos empresarias que pagaron 6.000 euros a ETA

  • El juez de la Audiencia Nacional considera que las dos hermanas están muy próximas ideológicamente a ETA y que "tienen la vía" abierta para seguir colaborando con la banda

Comentarios 1

El juez Baltasar Garzón ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de las dos hermanas empresarias detenidas ayer en Orio (Guipúzcoa), María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz, a las que acusa de colaborar con ETA y de haber pagado 6.000 euros de forma voluntaria a la banda armada.

En el auto de prisión, el juez, que las ha interrogado durante la mañana, considera que las dos hermanas están muy próximas ideológicamente a ETA y que "tienen la vía" abierta para seguir colaborando con la banda.

Y ha llegado a esta conclusión al contar entre las pruebas acusatorias una carta de agradecimiento de la banda armada remitida a las empresarias por efectuar un pago de 6.000 euros, que fue realizado en una fecha entre 2003 y 2008, y que fue hallada en la documentación intervenida a raíz del arresto el pasado 20 de mayo, en Burdeos (Francia), de Francisco Javier López Peña, 'Thierry', considerado uno de los máximos dirigentes de ETA. En esta carta la organización les agradece la aportación realizada "por la libertad de Euskal Herria" y les anima, apelando a su "patriotismo", a que "en el futuro sigan realizando aportaciones económicas al proceso de liberación, con el convencimiento de que tienen la vía para ponerse en contacto con la organización".

Para Garzón, que fue quien ordenó los arrestos de las hermanas, este párrafo "denota, por una parte, la proximidad ideológica" y, por otra, que tienen "la vía para seguir colaborando con ETA", la cual, ha señalado el magistrado, no han querido desvelar. Además añade que estas expresiones no aparecen en las cartas habituales que manda ETA a empresarios para exigir el pago del "impuesto revolucionario".

Durante el interrogatorio, en el que también participó la fiscal Dolores Delgado, que solicitó la misma medida acordada por el juez, ambas han reconocido haber recibido dos cartas de extorsión de la banda terrorista, que dijeron haberles sido entregadas entre 2003 y 2005, pero han asegurado que no pagaron lo que se les pedía y que rompieron las misivas. En la primera carta, señala el juez, se les reclamaba 120.000 euros y unos 30.000 en la segunda, cantidades de las que ellas negociaron una rebaja y pagaron sólo 6.000 euros.

Garzón considera que no existe constancia alguna del "alcance intimidatorio" de estas cartas y afirma que el pago se ha hecho voluntariamente. El responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional justifica la medida de la prisión al considerar que existe un riesgo de sustracción a la justicia y la estima "necesaria" para poder concluir las investigaciones sobre estos hechos.

Las hermanas Bruño Azpiroz son socias y tienen cargos ejecutivos en la empresa familiar Andrés Bruño e Hijos S.L., de acuerdo con el auto, en el que, además, se señala que Blanca Rosa, gerente de la compañía, aparece como firmante de la plataforma electoral Auskera Guztiak, que fue declarada ilegal el 29 de marzo de 2005. María Isabel, consejera de la citada empresa, formó parte de las listas de Euskal Herritarrok en las elecciones a las Juntas Generales por Orio en 1999 y firmó la constitución de la agrupación electoral Auskera Guztiak, anulada por el Tribunal Supremo el 26 de marzo de 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios