El Euskobarómetro anuncia mayoría autonomista en la Cámara de Vitoria

  • El PNV volvería a ser el partido más votado en las elecciones autonómicas de marzo pero el PSE le superaría en escaños · PP y EB lograrían unos resultados similares a los de 2005 y EA se vendría abajo

Las próximas elecciones vascas, previstas para la primera mitad de 2009, se presentan como unos de los comicios más ajustados de los últimos años. Una apretada lucha en la que en estos momentos los dos grandes contendientes, PNV y PSE, registran un empate técnico. Así lo revelan los datos del último Euskobarómetro elaborado por la Universidad del País Vasco que establecen que la lista que encabeza el actual lehendakari, Juan José Ibarretxe, sería la ganadora en número de votos, mientras que la formación que lidera Patxi López podría ser la que sacara más escaños.

Si en estos momentos se celebraran las elecciones vascas el PNV conseguiría el 34% de los votos, volviendo así a convertirse en la lista más votada, mientras que el PSE conseguiría un resultado histórico con unos 350.000 votos. En tercer lugar aparecería el PP, con el 16% de los votos, seguido de EB, que lograría un 5% de los sufragios y de EA, que presentándose en solitario lograría un pobre resultado con poco más del 4% de los votos.

Pero si hablamos de número de escaños, el vencedor podría ser el PSE. La lista de Patxi López protagonizaría un ascenso más que notable alcanzando los 27 escaños en las previsiones más favorables que le situarían por encima de los 26 parlamentarios que obtendría el PNV en las predicciones menos halagüeñas para la lista de Ibarretxe. En total, el Euskobarómetro reparte los 75 escaños del Parlamento vasco otorgando entre 26 y 28 escaños al PNV, que actualmente tiene 22; entre 25 y 27 parlamentarios al PSE, que ahora cuenta con 18 escaños; de 13 a 15 al PP, que cuenta con 15; EB se mantendría con 3 parlamentarios; entre 2 y 4 a Eusko Alkartasuna, que vería sustancialmente reducida su presencia actual que cuenta con 7 parlamentarios; mientras que Aralar mantendría su escaño.

Con estos dados, obtenidos en la oleada de otoño, en base a 1.200 entrevistas entre el 15 de octubre y el 7 de noviembre, los responsables del Euskobarómetro consideran que el PSE estaría en condiciones de volver a disputarle al PNV la primera posición, como en 1986. También destacan que con estas cifras resultaría "muy improbable" la posibilidad de que la actual coalición tripartita pueda obtener la mayoría necesaria para formar Gobierno.

Además, apunta que sería "muy difícil" para Ibarretxe lograr ser investido como lehendakari, mientras hay "posibilidades claras" para el PSE de formar Gobierno con Patxi López como lehendakari, y que una mayoría del electorado (47%) demanda un cambio en la Presidencia del Gobierno vasco cuando por primera vez la representación de los partidos autonomistas alcanzaría la mayoría absoluta en el Parlamento vasco. Un hecho inédito que abre la puerta a un Gobierno vasco no nacionalista con López como lehendakari con el apoyo del PP.

A pesar de que las encuestas no son muy halagüeñas, Ibarretxe aseguró ayer que la fórmula del tripartito sigue siendo "el cauce central" en Euskadi.

Por su parte, el portavoz del PSE, Rodolfo Ares, señaló que es evidente que "hay muchísima gente en Euskadi que quiere que salga adelante el cambio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios