Europa cierra filas contra la nacionalización de YPF

  • Bruselas se muestra "preocupada"y ha instado a Argentina a cumplir sus compromisos internacionales sobre la protección de las inversiones extranjeras.

Comentarios 8

España y la Unión Europea (UE) cerraron filas en contra de una posible nacionalización de la petrolera  argentina YPF, participada mayoritariamente por Repsol, pese a que el  gobierno de Cristina Fernández de Kirchner todavía no se ha  pronunciado oficialmente al respecto.  Después de que versiones de prensa argentinas hablaran de la  existencia de un proyecto de ley para "expropiar" el 50,11 por ciento  de las acciones de YPF, el ministro español de Asuntos Exteriores,  José Manuel García-Margallo, convocó al embajador argentino, Carlos  Bettini, y le advirtió de que "cualquier agresión" que viole el  principio de seguridad jurídica a Repsol será considerada una  agresión contra España. 

 "YPF es importante para Repsol y Repsol es importante para  España", afirmó García-Margallo tras reunirse con el enviado  argentino en Madrid durante 45 minutos.  El canciller español hizo un llamamiento al diálogo y la  negociación, y dijo que la ruptura de las relaciones con Argentina es  "el peor de los escenarios" que se puede imaginar si no se soluciona  el conflicto en torno a YPF, ex empresa estatal argentina participada  en casi un 57,43 por ciento por Repsol.  "Es hora del diálogo, la negociación, la llamada al sentido común  y al buen acuerdo entre dos gobiernos de dos países que han sido  tradicionalmente importantes", afirmó García-Margallo, quien no quiso  precisar qué medidas podría adoptar España si la negociación fallase. 

García-Margallo afirmó que España ha pedido el apoyo a sus socios  y que, además de con la EU, ha hablado con la administración  estadounidense y México, que ejerce la presidencia del G-20. Además,  anunció que remitirá una carta al gobierno colombiano, para que  introduzca el tema en la agenda de la Cumbre de las Américas. "El gobierno tomará las decisiones que corresponda. Las medidas  no se anuncian, se adoptan. Espero que este gobierno no tenga que  adoptarlas pero, indudablemente, si tiene que hacerlo lo hará",  afirmó por su parte la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de  Santamaría, asegurando que Madrid no tiene constancia de que el  gobierno de Fernández haya adoptado decisión alguna sobre YPF. 

El secretario de Estado español para la UE, Iñigo Méndez de Vigo,  consideró que Argentina se podría convertir "en un apestado  internacional" si rompe "las reglas de juego". Incluso, amenazó con  que "no habrá avances" en las negociaciones para la firma de un  acuerdo de asociación entre la UE y el Mercosur. 

Desde Bruselas, la Comisión Europea expresó su "preocupación" por  una posible nacionalización de YPF e instó a Argentina a cumplir sus  compromisos internacionales sobre la protección de las inversiones  extranjeras. "Por supuesto, estamos del lado de España en este  asunto", comentó Olivier Bailly, uno de los portavoces de la  Comisión, quien aseguró que la delegación de la UE en Buenos Aires ya  se puso en contacto con el gobierno argentino para trasladar las  preocupaciones europeas. No obstante, Bailly precisó que la situación actual es  fundamentalmente "un problema bilateral" entre Argentina y España, y  aseguró que la UE sigue comprometida con la conclusión del acuerdo  con el Mercosur. 

Las tensiones en torno a YPF han venido incrementándose en los  últimos meses, en vista de que desde fines de febrero seis provincias  argentinas retiraron a la empresa las áreas de explotación que tenía  en concesión. La presidenta argentina reclama mayores inversiones a  YPF y cuestiona el envío de ganancias al exterior, además del costo  para el Estado de importar crudo para abastecer el mercado local. 

No obstante, funcionarios argentinos negaron el jueves la  existencia de un proyecto de ley para la "expropiación" de las  acciones de YPF, al tiempo que Fernández no se pronunció al respecto  en unas declaraciones televisivas efectuadas antes de una reunión con  gobernadores provinciales para hablar de la situación de la empresa. 

Repsol, cuyo presidente Antonio Brufau mantuvo el jueves reuniones  con el gobierno argentino en Buenos Aires, se limitó a publicar hoy  un breve comunicado en el que afirmaba que no haber recibido  "notificación alguna" de las autoridades argentinas sobre YPF. 

En España, el opositor Partido Socialista (PSOE) aseguró que  apoyan las gestiones del gobierno de Mariano Rajoy, del conservador  Partido Popular (PP). La vicesecretaria general del PSOE, Elena  Valenciano, apeló a la responsabilidad y la sensibilidad de Fernández  y consideró que Repsol "es una empresa muy importante".  Al mismo tiempo, Valenciano se refirió a Argentina como un país  "serio y amigo", y recordó que Repsol-YPF se mantuvo allí en épocas  muy críticas y con una gran crisis económica.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios