El calendario se complica y... ¡ésa es la mejor noticia!

  • La victoria ante el Alavés es la única alegría ante rivales de abajo; con los 'gallitos' todo fue mejor

Hace apenas un mes, cuando el Córdoba miraba de reojo la zona noble de la clasificación, quien más y quien menos echó sus cuentas para ver dónde podía finalizar el equipo el año. El optimismo era generalizado porque, entre otras cosas, cuatro de los seis rivales -el último es el Numancia- que esperaban al grupo de Paco Jémez en este esprint final habitaban en los puestos de descenso a Segunda B. Muchos soñaban con rozar las posiciones de ascenso; otros se contentaban con seguir con el ritmo marcado hasta ahora. Pues bien, ni una cosa ni la otra. El resultado ha sido que tras pasar la parte más fácil del calendario (a priori), el conjunto blanquiverde se ha alejado de la nobleza y empieza a echar el ojo con recelo hacia los sótanos de la clasificación. Todo por sumar sólo cuatro de los últimos 15 puntos en juego.

Paco ya avisó en su día de que no se fiaba un pelo del tramo del calendario que le esperaba a su equipo desde mediados de noviembre hasta el final de 2007. Hacía bien. El Polideportivo Ejido abrió la cuenta arrancando un empate (1-1) de El Arcángel en aquel partido de infausto recuerdo que señaló a Gardeazábal Gómez como el gran culpable del desaguisado cordobesista. Ahí comenzó una sangría que vivió su punto álgido en el desplazamiento a las islas. Las Palmas, colista, se dio un festín a costa del Córdoba para lograr su segundo triunfo del año y sacar a la luz todas las carencias del equipo ribereño. Luego llegaron las pírricas igualadas contra el Xerez -antes llegó el 1-1 con el Elche, aspirante a todo de la mano de David Vidal- y el Albacete que demostraron que las diferencias entre el Córdoba y los equipos de la zona baja no son tan grandes.

El panorama no es nada halagüeño viendo la racha de seis semanas sin vencer del cuadro de Paco Jémez. Y menos aún si se tiene en cuenta que las próximas ocho jornadas se presentan de infarto. Siete inquilinos de la zona noble, siete candidatos a todo, esperan al Córdoba que, además, tendrá que librar una batalla a cara de perro el 13 de enero ante un Racing de Ferrol que vive aún una crisis más galopante que la blanquiverde.

Pero no todo iba a ser negativo. El balance de la primera parte de la competición ante los gallitos de la categoría -el Numancia, el Sporting y la Real Sociedad todavía no han jugado contra el Córdoba- es idéntico al logrado ante los candidatos a huir de la quema (8 puntos). Es más, en esos cinco encuentros ante los aspirantes al ascenso cayeron dos victorias -ante el Sevilla Atlético y en la visita a Cádiz-, mientras que sólo el Málaga consiguió hincar el diente a los cordobesistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios