"Este Córdoba tiene que salvarse"

  • Pepe Murcia se reafirma como cordobesista y espera la salvación, al igual que el zurdo Txiki

Buenos deseos desde el rival. Escuchando hablar a Pepe Murcia se deducen palabras de cariño hacia una institución que tuvo que abandonar sin la gloria que merecía su labor después de haber ganado un partido y de haber remontado el vuelo hace varias temporadas. "Como cualquier cordobesista, deseo que el equipo se salve por encima de quien pueda estar al frente. En nuestra mente, en la de los que queremos a este equipo, está la salvación". Claras y contundentes palabras de quien, pese a todo, tendrá que dirigir la nave que será enemiga el próximo domingo.

El del Alcázar no quiere analizar en profundidad los motivos de la destitución de Paco, toda vez que "argumentos objetivos y reales no tengo muchos, me baso en impresiones. Creo que Paco ha hecho una buena labor que no se ha visto recompensada por los resultados".

Respecto al choque del domingo, considera Murcia que "puede que José haga cambios, pero está claro que las características de los jugadores serán las mismas independiente del entrenador del equipo". Su Castellón está mucho más cerca de luchar por el ascenso que de sufrir, pero el entrenador prefiere entender el choque ante el Córdoba como clave para "conseguir la permanencia virtual, ya que somos conscientes de la igualdad que existe en la categoría". Es decir, que el entrenador cordobés no quiere ni escuchar hablar de la Primera división (de momento): "No, la gente puede hablar de ascenso pero nuestra idea cuando tomamos al equipo era estabilizarlo y sacarlo de una situación complicada, así que desde dentro del club el mensaje es de seguridad y estabilidad. Ganar el domingo sería dar un paso casi definitivo. A partir de entonces ya podremos pensar en otras cotas más ambiciosas".

Otro que tuviera El Arcángel hace unos años como hogar, el centrocampista zurdo Txiki, no ocultaba ayer en la página web oficial del club castellonense su especial motivación para el encuentro del domingo: "Me gustaría jugar ante el Córdoba y poder ganarles".

El vasco, que militó en el equipo blanquiverde justo antes de recalar en los orelluts en la temporada 2006-07, considera que el choque de Castalia es "especial porque es el club en el que estuve antes de venir aquí y porque sería la primera vez que me enfrentase a mi anterior equipo porque en el encuentro anterior en Córdobna no pude jugar ningún minuto por decisión del entrenador".

En lo referente a la situación de su próximo rival, comentó que "están en un momento muy difícil. La situación es complicada para ellos". Eso sí, el jugador (al que todavía se le recuerda por aquel gol ante el Alcalá que dio la vuelta a España) no le desea mal alguno a su antiguo equipo. Todo lo contrario: "Ojala que el domingo podamos ganarles, pero a partir de ahí me gustaría que ellos vencieran en todos los demás partidos que disputen y no tuvieran más problemas para conseguir la permanencia en Segunda".

Txiki subrayó también en lo deportivo que "será un partido difícil, porque ellos vendrán con un técnico nuevo y estarán muy motivados. Sería importante para nosotros conseguir los tres puntos. Hay que vencer, lograr los cuarenta y nueve puntos y tener mucha más tranquilidad para poder luchar por otras metas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios