El Badajoz enciende las alarmas en el Salsas Musa

Probablemente no pase problemas, pero cuanto antes consiga el Salsas Musa amarrar la permanencia, mucho mejor, porque el tramo final de la temporada se le está haciendo eterno. Ayer volvió a perder en Badajoz uno de esos tantos partidos que pudo y que por momentos mereció ganar, pero la moneda cayó nuevamente de cara. Perdió ante un Badajoz que se jugaba la vida, con la soga del descenso apretando de lo lindo, y el caso es que el Ciudad sólo ha ganado uno de sus últimos ocho partidos. Con esos números, a falta de cuatro jornadas para el final y con el infierno ardiendo a sólo dos partidos, las alarmas comienzan a encenderse.

Todo después de que el partido arrancara con 20 minutos espantosos en los que los equipos no daban una, especialmente los pacenses, que sólo anotaron seis puntos en los primeros nueve minutos del segundo cuarto, llegando al descanso con 23-30.

Sin embargo, en la reanudación, el equipo extremeño volvió a dar una gran lección defensiva y con el impresionante acierto del dúo Baquer-Mazur consiguió un parcial de 11-2 en el final del tercer cuarto que le permitió ponerse arriba y mantener su ventaja en los diez minutos finales (46-45).

El partido se movía en las distancias cortas, y perdió la iniciativa que tanto le había costado conseguir, el Salsas Musa siguió peleando hasta el final. Se entró en los minutos finales con empate a 55, y entonces apareció Baquer con su cuarto triple para llevar la batuta del Badajoz hacia una victoria más que merecida por su esfuerzo y sacrificio final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios