La investigación reportó a la UCO casi siete millones de euros en 2007

  • La Oficina de Transferencia de Resultados de la institución registró durante el pasado ejercicio ocho nuevas patentes y creó siete empresas de base tecnológica

La investigación es, sin duda, una de las principales fuentes de ingreso de la Universidad de Córdoba (UCO), puesto que año tras año las cifras van en aumento. Prueba de ello, es que en 2007 la transferencia de conocimiento reportó a la institución más de 6,9 millones de euros, una cifra notablemente más alta que la registrada en 2006, cuando los beneficios fueron superiores a los 5,8 millones de euros.

Según los datos a los que ha tenido acceso El Día, esta cuantía de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) recoge todos los contratos y convenios facturados durante el pasado ejercicio. Entre las previsiones que maneja la oficina que dirige Carmen Tarradas es continuar en la misma línea cuando concluya 2008, puesto que desde enero y hasta el pasado 30 de junio ya se han facturado 2,2 millones de euros. Los beneficios económicos que la institución académica ha obtenido a través de la transferencia de tecnología se derivan también de la venta de estudios, según explicó Tarradas.

Durante 2007, la OTRI suscribió 229 contratos - de los que 39 fueron prórrogas-, lo que le reportó un beneficio de 4,6 millones de euros. El número de convenios, por otra parte, fue de 28, que representaron una inyección económica superior a los dos millones de euros.

Las patentes también constituyen una parte importante de la propiedad intelectual de la UCO. Durante el año pasado se presentaron ocho, con lo que el número de patentes de la institución académica desde 1989 asciende ya a las 62. La mayoría de ellas pertenecen al sector de la industria agroalimentaria, las ciencias ambientales, las energías renovables y la química, entre otros. Al respecto, Tarradas detalló que se ha solicitado la protección de la variedad de olivo Sikitita -una de las últimas patentes registradas- en la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales, en Estados Unidos, Australia y Sudáfrica.

Pero la labor de la OTRI no se limita a contratos y patentes, puesto que también que se encarga de la creación de Empresas de Base Tecnológicas. Durante el año pasado se constituyeron hasta siete, de las que tres recibieron financiación del Proyecto Campus y otra está seleccionada por el programa Uniemprendia para acceder al programa de formación de gestión empresarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios