La Costa del Sol, cada vez más cerca

De Córdoba a Málaga en un suspiro

  • Las lanzaderas Avant que conectan las dos ciudades entraron en servicio ayer, día en el que transportaron a cientos de cordobeses y malagueños muy satisfechos, sobre todo, por la reducción del precio del billete

Comentarios 8

Echar un vistazo al periódico, tomar un café y realizar un par de llamadas, no demasiado largas, de móvil. Eso es, más o menos, lo que se tarda en llegar desde Córdoba a Málaga a bordo de la lanzadera Avant de Renfe, un nuevo servicio que entró ayer en funcionamiento. Su precio: poco más de 30 euros si suma la ida y la vuelta, lo que deja más que abiertas las puertas para que los cordobeses puedan disfrutar de la playa y del Museo Picasso y los malagueños de la Mezquita y el rabo de toro a un coste más que asequible. O sea, que Córdoba y Málaga están más cerca que nunca.

En el día de ayer, no fueron muchos los usuarios que disfrutaron de esta nueva oferta ferroviaria, pero, aún así, los que lo hicieron mostraron una enorme satisfacción por ver reducido tanto el tiempo que antes tardaba el viejo Talgo -más de dos horas- como el coste del novísimo AVE, que entró en funcionamiento el pasado diciembre con un precio del billete simple superior a los 30 euros. El perfil de los usuarios, sin embargo, fue tan variado que es difícil realizar un prototipo más o menos real del las personas que más usarán este nuevo servicio. Hubo, en resumen, desde alumnos cordobeses que estudian en la Universidad de Málaga y personas que aprovecharon la novedad "para echar el día" -como señalaba ayer en el tren de las 13.20 Rosa Martínez- hasta ejecutivos de banca y de grandes empresas.

La mayoría de los usuarios, sin embargo, señalaban que había sido una sorpresa encontrarse con este nuevo servicio mucho más grato para el bolsillo. Era el caso, por ejemplo, de Francisco Muñoz, que viajaba con un compañero de estudios para tomar un avión hacia la ciudad francesa de Lille, donde ambos pasarán el curso disfrutando de una beca Erasmus. Para Muñoz había sido una "gran sorpresa" encontrarse con que el billete se le quedaba en poco más de 14 euros con el carnet joven.

Las más beneficiadas por este nuevo servicio Avant serán sin embargo aquellas personas que, por motivos laborales, familiares o de estudios tienen que viajar entre las dos ciudades con suma frecuencia, como es el caso de Manuel Félix Villafranca, que ayer señalaba que hace este trayecto cada semana, o de Nicolás Gil, un estudiante de Puente Genil que subió a la línea en la estación de su municipio. "Me habían dicho que Renfe tenía previsto poner lanzaderas, pero no creía que lo iban a hacer tan pronto como lo han hecho", señalaba este joven. También algo desorientados estaban dos turistas de Europa del Este que durante el viaje trataron de enterarse a través de las azafatas de la velocidad a la que avanza el tren Avant y de otras curiosidades.

Al igual que en la estación de Córdoba, también en la de Málaga fueron muchas las personas que a lo largo del día se subieron al tren para viajar hasta Córdoba. Muchos de ellos eran estudiantes cordobeses que aprovechaban el fin de los exámenes para tomarse un respiro con sus familiares, como era el caso de Fátima Rodríguez, que se mostraba feliz de poder evitar el tortuoso viaje en autobús que dura en torno a tres horas, o de Macarena e Isabel. Además, el tren transportó también al candidato por Málaga del partido Ciudadanos, Antonio Venceslá, que acudía Córdoba a realizar una entrevista televisiva. Todo ellos, en fin, fueron los primeros en utilizar un tren que deja a Málaga y Córdoba, rivales en la lucha por la Capitalidad Cultural de 2016, más hermanadas que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios