Comienzan las obras para construir el acceso al polígono de Las Quemadas

  • Durante el mes de agosto se procederá a demoler el actual paso elevado sobre la N-IV

Comentarios 5

La sociedad promotora del parque tecnológico Rabanales 21 ha comenzado las obras de construcción del nuevo acceso a Las Quemadas, que servirá para dar servicio una vez construido a las instalaciones de I+D donde se levantará un equipamiento de relevancia como es el hospital privado de Prasa. La creación del nuevo enlace implica el desarrollo de una obra de fuerte impacto en el desarrollo del tráfico de una zona que, habitualmente, se encuentra totalmente colapsada por las carencias que presenta y presentará la zona de Las Quemadas. Las obras tienen una duración estimada de cerca de un año.

Rabanales 21 ha adjudicado las obras de creación del nuevo enlace, que se llevan a cabo sobre una vía de comunicación pública, a la Unión Temporal de Empresas formada por Ros Zapata, Ecasur 10 y Pavimcosa. Se trata de un contrato independiente a la urbanización de los terrenos de Rabanales 21, que desarrolla la empresa Acsur. La obra consiste, básicamente, en la creación de una enorme glorieta en el acceso principal de Las Quemadas, el que está ubicado al pie de las instalaciones de la cervecera Alhambra. En el futuro, la N-IV discurrirá por encima de la glorieta mediante una estructura que se levantará al efecto. Hasta el momento, se han estado desarrollando los movimientos previos a la obra que consisten en la habilitación de carriles alternativos y en el acopio de los materiales precisos para desarrollar la actuación.

En la actual fase de la iniciativa, ya han comenzado los desvíos de tráfico de la antigua N-IV que se realizan por el interior del polígono industrial. En estos momentos, se trata de una medida que tiene un impacto relativo en la circulación puesto que, llegado el verano, el decremento de la actividad en el enclave de empresas y que no haya curso lectivo en el campus de Rabanales permite desarrollar esta actividad con más tranquilidad.

Durante los meses de julio y agosto tendrán que quedar solventados todos los problemas derivados de las canalizaciones de servicios. Según la planificación de las obras prevista, a finales del próximo mes tendrían que empezar las obras de desmontaje del paso elevado de forma que en septiembre pueda comenzar el grueso de la obra. El presupuesto previsto de la actuación asciende a 4,6 millones de euros, según los datos de Rabanales 21.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios