La CGT denuncia una nueva agresión a una trabajadora de Servicios Sociales

  • La funcionaria resultó con "diversas lesiones físicas" al pasado viernes en la calle Motril

El concejal Rafael del Castillo, durante una comparecencia. El concejal Rafael del Castillo, durante una comparecencia.

El concejal Rafael del Castillo, durante una comparecencia. / el día

La CGT expresó ayer su "indignación y repulsa" tras la agresión que una educadora de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, que trabaja en el Distrito Sur, en concreto en la calle Motril, sufrió el pasado viernes por parte una usuaria y que le produjo "diversas lesiones físicas", según informó ayer el sindicato. "Por desgracia, esto no es un hecho aislado", lamentó el colectivo, que aseguró que "las amenazas, intimidaciones e intentos de agresión son ya habituales, desde hace años, en todas las zonas de trabajo social del Ayuntamiento de Córdoba".

Según la CGT, "prácticamente en todos los distritos de Córdoba se han producido incidencias de este tipo". Por todo ello, el sindicato exigió "a los responsables de Servicios Sociales, concejal y dirección general de este área, medidas para evitar este tipo de situaciones", así como recursos de seguridad tales como que en los centros de Servicios Sociales haya "un policía local durante toda la jornada de trabajo".

El sindicato, igualmente, pidió que sea el Ayuntamiento "quien denuncie las amenazas e intimidaciones" o que "sean los servicios jurídicos municipales quienes, además de formular la denuncia, se encarguen de la defensa en todo el procedimiento judicial". La CGT también solicitó que "se dote adecuadamente la plantilla municipal de trabajadores sociales", al entender que "en muchas ocasiones todas estas situaciones vienen agravadas por la imposibilidad de atender a los ciudadanos en un plazo razonable".

En este sentido, la plataforma sindical recordó que la lista de espera actualmente "llega a más de dos meses" desde que se solicita la cita para ser atendidos. La CGT incidió en que "la ratio entre población y trabajadores sociales tiene que ser la prevista y necesaria, no como la que actualmente hay en Córdoba, en la mitad de trabajadores para la misma población que, por ejemplo, existe en Barcelona". Para el sindicato, los ocho trabajadores ahora incorporados "sólo suplen a jubilaciones ya realizadas y traslados a los servicios centrales o a otros servicios".

Fuentes municipales informaron ayer de que Servicios Sociales ha mantenido dos reuniones con CGT y negaron que se le haya trasladado al concejal del ramo, Rafael del Castillo, "propuesta alguna". Sí incidieron en que "trabajan para solucionar y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores" de este área.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios