El Ayuntamiento, dispuesto a pagar 3,8 millones a OMA por el Palacio del Sur

  • Andrés Ocaña supedita el pago de honorarios al baremo oficial del Colegio de Arquitectos, que fija un 5,5% del presupuesto al diseño · Urbanismo llegó valorar en el doble el trabajo del profesional holandés

Comentarios 1

El Ayuntamiento ha puesto cifra, aunque indirectamente, a lo que está dispuesto a pagar por el rediseño integral del Palacio del Sur por parte de Rem Koolhaas sin fructifican las negociaciones. El teniente de alcalde de Urbanismo aseguró ayer que la cuantía de los honorarios ha de calcularse en función de los baremos que publica el Colegio de Arquitectos, una referencia de precios mínimos a la que no están obligados ni los profesionales ni quienes los contratan. Al menos, dicha aseveración permite saber lo que Urbanismo estaría dispuesto a pagar a Koolhaas. Según los metros cuadrados y los usos del edificio, los honorarios del Colegio de Arquitectos ascenderían a un 5,5% del presupuesto de ejecución material.

Dando por buenos los 70 millones expresados por la alcaldesa, ello arrojaría una cantidad de 3,8 millones que tendrían que servir para cubrir los costes directos del despacho de arquitectura del rediseño del proyecto y de dirección de obra así como los informes derivados del equipamiento del centro, el cálculo de estructuras o las instalaciones. En este caso, se trata de un trabajo que no parte de cero, puesto que ya existe un gran volumen de material que habría que rehacer para adaptarlo a las nuevas circunstancias del programa de usos. En estos momentos, un equipo municipal y otro del despacho de Rem Koolhaas se encuentra realizando unas tensas negociaciones, centradas básicamente en el aspecto económico, para dilucidar si el profesional holandés se va o se queda.

Una de las cuestiones clave en este proceso es que el baremo del Colegio de Arquitectos es meramente orientativo. Desde la entrada de España en el Mercado Común, los precios de los profesionales de la arquitectura se fijan de forma libre entre clientes y profesionales. La cuantía del encargo depende del presupuesto del mismo y de la fiabilidad y calidad del estudio que se contrata.

Lo que parece claro en este caso es que lo pagado, pagado está. Sobre esta base, habría que contabilizar los tres millones de euros del proyecto pagado por Ferrovial más los dos millones de euros, aproximadamente, que la empresa dice haber gastado en informes relativos a estructuras o al equipamiento escénico del auditorio del antiguo proyecto, un proceso pendiente de verificación. Así, la reforma del proyecto del Palacio del Sur se plantearía en estos momentos como una forma de empezar de cero.

Ello lleva a formular la pregunta de cuáles han sido los criterios mantenidos hasta el momento para el abono de los honorarios técnicos utilizando fondos públicos para ello. Bajo el mandato de José Mellado, se valoró el contrato de Koolhaas en 6,4 millones de euros, algo más de un 10% del presupuesto de ejecución material que entonces se barajaba, de 60 millones de euros, una cantidad que se ha pagado sólo en parte al no haberse desarrollado el proyecto en su totalidad.

La entrada de Ferrovial en escena trastocó los planes. Inicialmente, se planteaba una contratación directa desde el Ayuntamiento con Koolhaas -que llegó a pedir nueve millones por su trabajo- que la empresa concesionaria compensaría con un ingreso de ocho millones de euros. El diseño se modificó ya por IU por una opción alternativa por la que Ferrovial contrataba a la oficina holandesa y encomendaría los trabajos de ingeniería para reducir los costes, que seguían estando por encima de los precios indicativos del Colegio. A cambio, se liberaba a la constructora de tener que abonar esa cantidad inicial, que tenía que cubrir los gastos de proyecto y el dinero que se había invertido en catas arqueológicas, demoliciones y preparación del terreno. Urbanismo, además, se hizo cargo de una serie de gastos añadidos, como la contratación de asistencias técnicas tanto de arquitectura como en el campo financiero, para colaborar en el desarrollo del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios