Alertan de un aumento de facultativos suramericanos en los centros privados

  • El Colegio de Médicos apuesta por aumentar el 'numerus clausus' de las facultades

Comentarios 2

Una de las fórmulas más fáciles para poner fin al problema de falta de médicos que acecha a Andalucía en general y a Córdoba en particular es recurrir a facultativos de otros países dispuestos a recorrer miles de kilómetros para asegurarse un futuro laboral más prometedor.

El presidente del Colegio de Médicos, Serafín Romero, alertó de que en los últimos meses se está detectando un incremento de profesionales de origen suramericano que trabajan en centros sanitarios públicos y privados, aunque de forma especial en éste último ámbito. El problema de ello estriba en que la homologación de los títulos extracomunitarios suelen ser un proceso complejo y largo que no se suele respetar, contratando a los médicos antes de que su título de especialista tenga validez en España, tal y como denunció recientemente la Organización Médica Colegial y posteriormente reconoció el gerente del Hospital Infanta Margarita de Cabra en relación a un médico cubano que pasa consulta sin tener todavía reconocida su especialidad.

El Sindicato de Médicos de Córdoba (Simec) pidió al SAS que subsane estas supuestas irregularidades para ofrecer a los ciudadanos "plenas garantías" respecto a los profesionales que los atienden. A juicio de Romero, la contratación de extranjeros no es la única solución válida para poner fin al grave problema de falta de médicos y propuso, por ejemplo, además de hacer un pacto en el que estén representadas todas las partes, aumentar el numerus clausus de la facultades de Medicina y realizar un plan de jubilación que contemple la retirada a los 70 años, y no hasta los 65 como hasta ahora.

En esta misma idea ahondó el Simec, quien afirmó que abriendo el abanico de jubilación entre los 60 y los 70 años "serían muchos más los médicos que optarían por continuar a partir de los 65 que los que decidieran jubilarse a los 60, pero se daría respuesta a todos ellos".

Al actual problema de déficit de médicos -provocado en parte por una deficiente planificación de las necesidades de personal y porque suplen las necesidades con contratos en precario- se sumará en pocos años una masiva jubilación de médicos que están próximos a alcanzar la edad tope para trabajar en el sistema público. El Simec precisó en este sentido que en 2004 se jubiló de golpe a 433 profesionales y dada la edad media de facultativos en el SAS a partir de 2015 "habrá muchas dificultades para reemplazarlos en algunas especialidades, como cirugía, anestesia, pediatría, ginecología y médicos de familia".

Según los datos que maneja este colectivo, en la actualidad hay cerca de 3.800 médicos que tienen entre 55 y 64 años y 12.300 que están en la franja de entre 45 y 54. Añadieron que entre 2006 y 2010 se jubilarán en la Comunidad más de 800 médicos, y entre 2011 y 2015 unos 1.500, "y así sucesivamente hasta 10.000".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios