El temporal deja 4 muertos en Cataluña y Valencia

  • Otras cuatro personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, por el impacto del mar cuando se encontraban en un restaurante de una localidad de Gerona

El mal tiempo se cebó ayer con Cataluña. Además de una treintena de vecinos que tuvieron que ser desalojados en el municipio de Castell-Platja d'Aro (Gerona) y de cuatro clientes de un restaurante que resultaron heridos , tres personas resultaron muertas a causa del temporal en Barcelona y una cuarta perdió la vida en Gandía (Valencia).

Un vigilante de seguridad que trabajaba en el puerto de Barcelona falleció al ser arrastrado por el oleaje el vehículo en el que viajaba. Los hechos ocurrieron a las 18:47 del viernes en el dique sur del puerto de Barcelona, en el término municipal de El Prat de Llobregat. El vigilante circulaba junto con otra persona, quien logró salir del vehículo, aunque sufrió heridas provocadas por los golpes recibidos en el accidente y permanece ingresada en el hospital.

Otra persona falleció en la madrugada ayer en el Port Olímpic de Barcelona al ser arrastrada por una ola mar adentro mientras estaba en el muelle de Gregal. Sobre las 04:15 de ayer, el Servicio de Seguridad del Port Olímpic localizó el cadáver, a la altura del muelle que hay al final de la calle Marina, y procedieron a su rescate, confirmaron fuentes del Ayuntamiento de Barcelona.

Estas dos muertes se sumaron a la de un submarinista que falleció el viernes mientras realizaba una inmersión junto a dos compañeros en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona). Uno de sus amigos, Pedro Fernández, aseguró que los tres eran "personas muy experimentadas" y quiso dejar claro que no cometieron "ninguna imprudencia" ya que cuando empezaron la inmersión, a primera hora de la mañana, hacía "muy buena mar" y asegura que fue con el paso de las horas cuando empezó el temporal.

Por último, también falleció ayer un hombre de 53 años en Gandía (Valencia) tras precipitarse al mar a causa de una gran ola. El varón cayó al agua junto a una mujer que le acompañaba y que sí pudo ser rescatada con vida. Un agente de la Policía Local se introdujo en el mar y logró rescatar a la mujer, de nacionalidad rusa, que se encuentra en buen estado en el hospital Francesc de Borja de Gandía.

El temporal afectó ayer especialmente a la Costa Brava y obligó a desalojar en la noche del viernes al sábado a una treintena de vecinos que viven en dos bloques de pisos del paseo marítimo del municipio de Castell-Platja d'Aro (Gerona), en la comarca del Baix Empordà.

Las olas, además, hirieron a cuatro personas al impactar contra el restaurante en el que se encontraban, en primera línea del paseo marítimo. Una de ellas está grave y permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Josep Trueta de Gerona, con cinco costillas rotas. Además del herido grave que está en la UCI del Hospital Josep Trueta, otro hombre está en este mismo centro por una fractura en la pelvis. Los otros dos heridos son un hombre y una mujer, que están en el Hospital de Palamós, el primero con un brazo fracturado, y la segunda con fracturas en la tibia y el peroné.

Los Bomberos de la Generalitat han llevado a cabo desde el viernes más de 430 salidas por motivo del temporal en Cataluña, según informó ayer este cuerpo de seguridad. Las comarcas más afectadas son la Garrotxa, el Alt y Baix Ampurdà y la Selva, siendo mayoritariamente las actuaciones para retirar árboles caídos, tendidos eléctricos y otros elementos de mobiliario urbano derribado por el viento.

También, en menor medida, se ha acudido a bajos, garajes y subterráneos por inundaciones y fugas de agua; y en otro sentido también se ha asistido a personas que habían quedado incomunicadas y vehículos atascados.

En cuanto al estado de las carreteras, al cierre de esta edición la Dirección General de Tráfico (DGT) informó de que sólo hay una carretera cortada en la red principal, la N-260A en Olot (Gerona) a causa de la nieve.

Los copos caídos también dificultan la circulación en dos puntos de la autovía A-52, en A Gudiña (Orense) y en Requejo, en la provincia de Zamora.

Hay diez puertos de montaña cerrados en varias vías secundarias de Cantabria, Burgos, Cáceres, La Rioja, León y Asturias. Además, en una veintena es necesario circular con cadenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios