Las negociaciones en Poznan se prolongan ante la expectativa de cerrar un acuerdo

  • Los responsables de Naciones Unidas consideran que las medidas medioambientales acordadas hoy por la UE supondrán un impulso para que la cita polaca se cierre finalmente con éxito.

Las negociaciones para avanzar en la lucha contra el cambio climático en la cumbre de la ONU que se celebra en Poznan prosiguieron hoy con la expectativa de lograr algún compromiso, lo que podría alargar los debates hasta mañana.

Los responsables de Naciones Unidas consideran que las medidas medioambientales acordadas hoy por la UE supondrán un impulso para que la cita polaca se cierre finalmente con éxito y se fije la hoja de ruta del futuro protocolo post-Kioto, que deberá ver la luz en la próxima cita de Copenhague, en 2009.

"El acuerdo climático de la Unión Europea (UE) envía un mensaje claro a las negociaciones en Poznan", señaló en rueda de prensa el secretario ejecutivo de la ONU para el Clima, Yvo de Boer, quien valoró positivamente el plan europeo a pesar de que grupos ecologistas consideran que está descafeinado.

Como es habitual en estas conferencias, casi nadie se sorprende de la falta de acuerdo apenas unas horas antes de que termine oficialmente el encuentro.

"Llevo asistiendo a todas las citas de este tipo y jamás han acabado cuando tenían que acabar, sino que se han alargado al día siguiente para lograr el acuerdo", dijo a Efe el responsable de Políticas Climáticas de la organización ecologista WWF Internacional, Martin Hiller.

Más allá del compromiso final, la cumbre de Poznan deja slgunos "gestos" positivos, como el de ver a países como Brasil o México adoptar medidas concretas en favor del medio ambiente.

El caso de Méxicano es especialmente significativo, después de que haya anunciado en esta cumbre un plan de aplicación voluntaria para reducir a la mitad las emisiones de CO2 en 2050 con respecto a los niveles de 2002.

La medida, que aún ha de ser aprobada por el presidente mexicano, se ceñirá en principio a los sectores del petróleo, el cemento y la energía.

El premio Nobel de la Paz y ex vicepresidente de EEUU Al Gore recordó hoy en su intervención la importancia de que estos países se involucren en la batalla por el clima, en un mensaje lleno de optimismo que concluyó con un aplaudido "Yes, we can!", el lema de Barack Obama durante la campaña electoral.

Y es que el futuro presidente norteamericano llegó de la mano de Al Gore a esta cita de Poznan, donde el demócrata ha pasado a ser la gran esperanza en la lucha contra el cambio climático, una especie de mesías capaz de espolear al mundo en esta batalla.

Gore afirmó que con el nuevo gobierno estadounidense Washington dejará de estar al margen de la comunidad internacional e impulsará un acuerdo al que hoy se resisten muchos países.

"Puede hacerse, vamos a finalizar el camino en Copenhague, es algo más que un deber político, es una cuestión moral", dijo entre ovaciones, en referencia a la próxima cita de Naciones Unidas en la capital danesa, donde en 2009 deberá adoptarse un nuevo acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto sobre las bases de lo que salga de esta cita de Polonia.

Otro de los mensajes que deja esta cumbre es la llamada a una "revolución verde" que hizo ayer el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, quien propuso al mundo una nueva economía capaz de crear "una ola de inversiones en breve" para superar el cambio climático y vencer la crisis financiera internacional.

"La inversión en la lucha contra el cambio climático crea millones de empleos verdes e incentiva el crecimiento verde", dijo Ban Ki-Moon en su discurso central de esta conferencia.

los científicos aseguran que las reducciones de CO2 deberían acelerarse en los próximos años, un punto de partida demasiado cercano para muchos países, ya que supone un cambio profundo de sus políticas energéticas e industriales, además de importantes costes económicos y tecnológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios