Los muertos por el tifón en Filipinas se acercan a los 500

  • El Gobierno del país calcula que hay al menos otro medio millar de desaparecidos desde el paso de 'Bopha' el martes.

El devastador tifón que asoló Filipinas llevó al gobierno del país insular a prometer que mejorará la protección ante catástrofes naturales de esta índole, mientras la cifra de las víctimas por el tifón Bopha, que el martes arrasó la isla de Mindanao, ya se aproxima a los 500.

La oficina de Defensa Civil habló este viernes de 456 muertos, pero sólo una parte pudieron ser identificados. Sin embargo, en la noche del jueves, el Ejército y la Defensa Civil habían hablado de 482 cadáveres recuperados. Además hay más de 530 personas que siguen desaparecidas. Los equipos de rescate confían en encontrar a más víctimas con vida, aun cuando saben que las posibilidades son cada vez menores, según señaló el teniente general Ariel Bernardo del Ejército filipino, quien recordó que 38 de las personas desaparecidas han sido encontradas con vida. Carlos Agang, de 54 años, fue rescatado tras pasar dos días bajo los escombros de su vivienda. "Grité pidiendo ayuda pero nadie me escuchaba", contó. No sabe qué ha sido de su mujer y sus cuatro hijos.

El presidente, Benigno Aquino, visitó el viernes el área damnificada. "Vamos a investigar por qué ha sucedido esta tragedia e impedir que vuelva a suceder", dijo en New Bataan. Esta ciudad fue una de las más afectadas. Muchas personas murieron en las precipitaciones intensas y en los corrimientos de tierra, así como por golpes de árboles, o quedaron atrapadas entre escombros. Los corrimientos de tierra también sepultaron varios albergues de emergencia. En la actualidad casi 300.000 personas dependen de la ayuda humanitaria. En total son casi cinco millones los damnificados en la región. Más de 10.000 viviendas han quedado destruidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios