Otros malos tratos, otros infiernos

  • Un informe del Centro Reina Sofía revela que en España 60.000 ancianos sufren violencia a manos de sus familiares · El 'burn out' de las personas cuidadoras influye en la situación, que suele pasar oculta

A pesar de que muy pocas veces se tiene en cuenta, el maltrato en el ámbito familiar hacia los mayores de 65 años no es infrecuente. Al menos así lo demuestra un estudio del Centro Reina Sofía, que cifra en unos 60.000 mayores los que sufren maltrato en el hogar. Esta cifra es "preocupante" para esta entidad, puesto que la mayoría se sienten indefensos ante esta violencia por la dependencia que sienten hacia sus seres queridos. Asimismo, en cuanto al perfil de las personas maltratadas, seis de cada diez víctimas son mujeres mayores de 74 años.

Con el estudio, Maltrato de personas mayores en la familia en España, el Centro resalta una suerte de epidemia oculta en las familias españolas. El informe, presentado ayer en Valencia, señala cómo una de cada cien personas de más de 65 años se sienten víctimas del maltrato. Por ello, aunque la cifra se encuentra dos puntos por debajo de la media europea, no deja de ser "preocupante" puesto que, según explicó el director del Centro, José Sanmartín, "el resultado de los mayores que sufren maltrato está por debajo de lo que habíamos conjeturado". En este sentido, el Centro señala como hipótesis en referencia a este maltrato que "las circunstancias hacen que el anciano no reconozca abiertamente el maltrato, que no son conscientes de la agresión que padecen, que no quieren admitirlo por miedo, vergüenza o el estigma social que recae sobre la familia maltratadora, o que padecen un síndrome de indefensión, lo que provoca que piensan que cualquier cosa que hagan empeorará la situación".

Por todo ello, una de las conclusiones a las que llega el estudio es que "cuanto más anciana es una persona, y cuanto mayor es su grado de dependencia, mayor es también la probabilidad de que sea maltratada". Un 57,9% de los maltratados tienen más de 74 años, mientras que las agresiones son también más frecuentes en situaciones de gran dependencia, donde el 2,9% recibe agresiones y por sexos, seis de cada diez víctimas, mujeres.

En cuanto a los agresores "son personas quemadas, que no pueden con la situación, que no saben encargarse del anciano de otra manera, y que no tienen o no conocen los recursos para afrontar la situación". Por ello, el director del Centro Reina Sofía reclamó "más recursos y formación" porque "cada vez los cuidadores son más mayores". Así, un 72,2% de personas que cuidan a ancianos se ven sobrepasados. El 75% de los agresores son mujeres, aunque la prevalencia del maltrato es más frecuente en hombres (6,38%) que en mujeres (4,2%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios