En libertad tras un año dos adolescentes británicas encarceladas en Ghana

  • Las niñas cumplían pena por tráfico de cocaína.

Dos adolescentes británicas encarceladas en Ghana en julio de 2007 por tráfico de droga regresarán a finales de mes a Reino Unido tras cumplir con una sentencia de doce meses de prisión que recibieron después de ser interceptadas con un alijo de cocaína.

Yasemin Vatansever y Yatunde Diya, de 17 años y ambas naturales de Londres, fueron puestas este jueves en libertad del centro en el que pasaron el último año y confían en regresar de inmediato a su país, según informó la organización Fair Trials International (FTI).

La liberación se produjo a las once de la mañana, hora española, y contó con la presencia de la responsable del equipo legal de FTI, Sabine Zanker, quien destacó el "buen espíritu" que encontró en las jóvenes, al punto de, pese a sentirse "aliviadas, había también algo de tristeza en decir adiós porque han sido tratadas con extrema amabilidad". "Pero desde luego, están deseando mucho más volver al Reino Unido", añadió.

La detención se produjo el 2 de julio de 2007 en el aeropuerto de Kotoka de la capital de Ghana, Accra, donde las fuerzas de seguridad encontraron en una operación desarrollada conjuntamente con Reino Unido seis kilos de cocaína en dos fundas de ordenadores personales que las adolescentes llevaban entre su equipaje y que podrían tener una valor de venta de unos 400.000 euros.

"No sabíamos nada del alijo"

Las jóvenes dijeron no saber nada acerca del alijo y, pese a mantener que había sido depositado en sus pertenencias, fueron igualmente encarceladas por intento de tráfico con droga entre el país africano y Londres, su destino final. Su sentencia se produjo en enero, tras haber sido encontradas culpables en una vista previa en noviembre.

 Además, aunque esperaban recobrar la libertad en abril, puesto que las autoridades de Ghana tenían la posibilidad de recortar hasta tres meses la sentencia, días antes de salir se les notificó que tendrían que cumplir la pena íntegra.

Una decisión criticada por la Fair Trials International, que por medio de su presidenta, Catherine Wolthuizen, censuró la dejadez a la hora de llevar ante la justicia a los "verdaderos autores" de la operación, según ella, "conocidos por las autoridades" africanas, "pero nunca juzgados". "Siguen libres para captar a otras jóvenes vulnerables", aseveró. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios