Los grandes municipios intentarán reducir sus emisiones en un 20%

  • El Pacto de los Alcaldes será rubricado por 207 ayuntamientos españoles

Los 207 municipios de la Red Española de Ciudades por el Clima, que reúnen a más de veinte millones de habitantes, se comprometerán a reducir un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2020 en su tercera asamblea, que se celebrará desde hoy en San Sebastián. Estos ayuntamientos, entre los que se encuentran todos los grandes, debatirán y firmarán, según lo previsto, el Pacto de los Alcaldes, una iniciativa de la Comisión Europea que les obligará a hacer un inventario de sus emisiones de gases de efecto invernadero y a elaborar un plan de acción con medidas para recortarlas que deberán presentar en el plazo de un año.

El pacto, que exige a los municipios que presenten informes periódicos sobre la aplicación de sus planes, "significa medidas concretas, y si el Ayuntamiento no cumple, lo echan", según explicó el alcalde de Vigo y presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima, Abel Caballero.

Si todos los ayuntamientos de la red se suman al pacto, al que se incorporarán poblaciones de toda la Unión Europea, "España será el país que apuesta más fuerte por este instrumento", señaló Caballero. El alcalde vigués recordó que los municipios han estabilizado ya sus emisiones y ahora se centran en reducirlas, y subrayó la importancia de su compromiso, ya que las ciudades son responsables de la mitad de las emisiones de estos gases.

Una de las grandes prioridades de los consistorios es reducir las generadas por el transporte y para ello, según señaló Caballero, se deben mejorar las redes de transporte público, utilizar vehículos híbridos cuando sea posible y reducir la movilidad de los ciudadanos, diseñando ciudades policéntricas que acorten los desplazamientos necesarios.

Disminuir las emisiones de calefacciones y aparatos de aire acondicionado de los edificios es otra de las prioridades para Caballero, quien propondrá en la Asamblea que los ayuntamientos promuevan que todos los edificios en sus municipios mantenga una temperatura no inferior a 24 grados en verano, que no exceda una temperatura máxima en invierno y que desconecten la calefacción en los días más templados. Estas medidas son "imprescindibles", señaló el alcalde de Vigo, quien considera que las recomendaciones de los municipios en un momento de gran sensibilización con el calentamiento global surtirán efecto. "Sólo con cerrar con puertas de cristal las estanterías de productos refrigerados en los supermercados se conseguiría un ahorro considerable", apuntó Caballero.

24

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios