Muere una mujer víctima de la explosión de gas en Gavá y hay 14 personas en estado crítico

  • Los heridos más graves, entre los que se cuentan cinco menores, sufren quemaduras en más del 80% de su cuerpo

Una mujer de 60 años falleció en la mañana de ayer al no poder superar un fallo multiorgánico debido a las graves quemaduras sufridas el miércoles en la explosión de su vivienda en Gavá (Barcelona), mientras que otras 14 personas, entre ellas cinco menores, siguen en estado crítico.

Casi 40 horas después de la violenta explosión, al parecer provocada por un escape de gas, un total de 22 heridos -entre ellos siete menores-, continuaban ingresados en hospitales catalanes por las quemaduras sufridas.

De ellos, 14 se encuentran en estado crítico en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde a primera hora de la mañana de ayer falleció A.F.F., que ya ingresó en estado muy crítico con quemaduras en más del 85% de su cuerpo.

El responsable de la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Vall d'Hebron, Joan Pere Barret, explicó que trece de los catorce pacientes críticos sufren quemaduras en más del 80% del cuerpo, un porcentaje que provoca según las estadísticas médicas una tasa de mortalidad del 50% de los casos.

Especialmente grave es el caso de un niño que sufre quemaduras en el 92% de su cuerpo, mientras que hay otros cuatro menores en estado crítico con quemaduras de entre un 40 y un 60% del cuerpo y otros dos en estado grave. Además del menor con el 92% del cuerpo con quemaduras, hay otros doce adultos que presentan más del 80% del cuerpo afectado, por lo que se teme por su vida.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, y el alcalde de Gavá, Joaquim Balsera, han acordado conceder una ayuda inmediata de 1.000 euros para cada una de las familias afectadas por la explosión, así como 300 euros mensuales durante los primeros tres meses. Además, el Gobierno catalán ha ofrecido a las familias del bloque afectado, que se tendrá que derribar, once viviendas en el mismo municipio.

Paralelamente, los Mossos d'Esquadra investigan las causas de la explosión, si bien cada vez cobra más fuerza la hipótesis que apunta a la posibilidad de que una fuga de agua frente al edificio afectado pudo dañar la tubería de gas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios