La familia de Jesús Neira pide que comparezcan los supervisores de Urgencias

  • El portavoz de la familia, ha confirmado que los dos médicos que ayer declararon como imputados tenían un contrato en prácticas y su labor debía ser supervisada por un tutor

La familia de Jesús Neira, el profesor que fue agredido por defender a una mujer, reclamará la comparecencia ante el juez de los supervisores médicos del servicio de Urgencias del hospital Puerta de Hierro, ya que los facultativos que atendieron a la víctima eran residentes en prácticas.

El portavoz de la familia, Javier Castro, ha confirmado que los dos médicos del hospital Puerta de Hierro que ayer declararon como imputados ante el juzgado número 4 de Majadahonda tenían un contrato en prácticas y su labor debía ser supervisada por un tutor.

Ambos defendieron ante el juez que habían cumplido el protocolo general establecido por la Comunidad de Madrid cuando Jesús Neira acudió al hospital aquejado de dolores de espalda y de cabeza el pasado 2 de agosto.

Pero la familia cree que la situación del profesor merecía un tratamiento específico, ya que había síntomas evidentes de la paliza y él advirtió de sus dolencias cardíacas y de los medicamentos anticoagulantes que tomaba.

"Dijeron que Jesús entró por su propio pie y no manifestó que había perdido la consciencia ni que había tenido náuseas, pero sólo había que mirarle para comprobar los hematomas en el rostro", unos síntomas que junto a su historial médico habrían requerido "un escáner y un periodo de observación", ha afirmado Castro.

Los abogados de la familia también pedirán peritajes médicos y la comparecencia de un cuarto médico que, según reflejan las declaraciones de ayer, atendió a Neira en el hospital de Móstoles un día antes de que entrara en coma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios