El Gobierno de Cuba autoriza las operaciones de cambio de sexo

  • Desde 1988 sólo se ha realizado una intervención de este tipo en la isla

El Gobierno de Raúl Castro aprobó mediante una resolución del Ministerio de Salud cubano las operaciones de cambio de sexo para los transexuales, según afirmó ayer una fuente del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

La fuente confirmó la aprobación esta semana de la resolución 216 de 2008 de ese Ministerio, pero evitó dar detalles sobre su contenido al señalar que toda la información "será publicada en la página web" del Centro. Tampoco precisó cuando comenzarán a realizarse este tipo de cirugías.

La resolución ministerial, en la que venía trabajando el Cenesex, que dirige Mariela Castro -hija del presidente cubano- beneficiaría a cerca de 30 transexuales que podrían acceder, en caso de así desearlo, a una operación de cambio de sexo en la isla, donde sólo se ha practicado una cirugía de este tipo en 1988.

Desde que asumió el mando en febrero, Raúl Castro empezó a eliminar una serie de restricciones sociales y económicas a las que estaban sujetos los cubanos.

El pasado mes de enero, Mariela Castro dijo a Efe que se estaba entrenando un equipo de médicos cubanos para proceder a las operaciones "tan pronto quede establecido por resolución del Ministerio de Salud Pública".

La directora del Cenesex afirmó que tras la operación la persona podrá presentarse ante un tribunal municipal y solicitar el cambio de identidad.

La atención a personas transexuales en Cuba comenzó en 1979 y en 1988 se hizo la primera y hasta ahora única operación de cambio de sexo, de hombre a mujer.

El Cenesex tiene pendiente de aprobación en el Parlamento un proyecto de ley para modificar el actual Código de Familia al introducir aspectos relacionados con la transexualidad y homosexualidad, pero según ha explicado Mariela Castro, el Partido Comunista ha recomendado "trabajar con la población" previamente.

El proyecto propone tres importantes derechos: el reconocimiento legal de las parejas gay, la posibilidad de que los transexuales puedan cambiar oficialmente su nombre y el reinicio de las operaciones de cambio de sexo.

Si se aprueba el proyecto, se trata de un avance real en un país donde hace 30 años se arrestaba a los homosexuales y todavía hoy la policía se siente con potestad para negarles el derecho a pararse en determinadas zonas de la ciudad.

Si es aprobada la ley, para cambiarse el nombre y el género, bastará con un certificado de Salud Pública diciendo que esta persona es transexual y requiere un cambio de género en sus documento de identidad.

Otra iniciativa del gobierno cubano son los cambios al Código de Familia que garantiza derechos de las personas según su orientación sexual e identidad de género.

Los homosexuales son una de las minorías sociales más marginadas en Cuba. Desde el triunfo mismo de la revolución que se elaboraban estrategias para integrar socialmente a los negros o a las mujeres, el gobierno reprimió a los gay, recluyéndolos incluso en granjas de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios