Fallecen otros dos heridos en la explosión de gas de Gavà

  • Una joven de 17 años y un hombre de 41 se suman a la mujer de 60 años muerta ayer. Otros 15 heridos siguen en estado crítico.

Comentarios 3

F.C.F., una chica de 17 años, y T.F.F., un hombre de 41 años, los dos con quemaduras en el 95% de su cuerpo se han convertido en la segunda y tercera víctimas mortales de la explosión de gas Gavà (Barcelona). Mientras, en los centros hospitalarios todavía están ingresados 19 heridos, de los que 15 están en estado crítico debido a las graves quemaduras que padecen en la mayor parte de su cuerpo. En especial se teme por la vida de dos de ellos, un chico de 18 años y un hombre de 64, marido de la primera víctima.

Sobre las 13:45 de este viernes perdía la vida otra víctima de la explosión de gas que el pasado miércoles afectaba a un edificio de la localidad barcelonesa de Gavá. La joven se encontraba en estado crítico, y según el informe médico falleció tras un fallo multiorgánico como consecuencia de las graves quemaduras que padecía en el 95 por ciento de su cuerpo. Se trata de la segunda víctima de este suceso, después de que ayer perdiera la vida una mujer de 60 años que también sufría quemaduras en más del 80 por ciento de su cuerpo. Poco después fallecía T. F. F.

En total, ahora son 19 las personas ingresadas en los hospitales del Vall d'Hebron y Bellvitge, ya que una de las que se encontraba en este último hospital ha solicitado hoy el alta voluntaria. De los 19 heridos en el suceso, 14 -siete niños y siete adultos- están ingresados en el Vall d'Hebron y cinco en el Hospital de Bellvitge, según informa la Generalitat en un comunicado. Cinco de los niños tienen un pronóstico "muy grave" y dos "grave", mientras que seis de los adultos están muy graves y un séptimo, grave, aunque se encuentran estables, indican las mismas fuentes. De los hospitalizados en Bellvitge, dos tienen un pronóstico grave y ya están ingresados en planta, y otros tres siguen en la Unidad de Curas Intensivas con pronóstico muy grave, pero estables.

 "Hacía mucho tiempos que no veíamos tantas personas con quemaduras tan extensas, deberíamos remontarnos al atentado de ETA de Hipercor porque con tanta concentración de personas con quemaduras con más del 90 por ciento hacía tiempo que no lo veíamos", dijo la consellera de Salud, Marina Geli, quien explicó también que se ha habilitado en el Hospital Vall d'Hebron una carpa para recibir a los familiares de los heridos que han llegado de otros puntos de España.  

Por otra parte, siete dotaciones de los Bomberos de la Generalitat de Cataluña empezaron este mediodía a apuntalar el edificio en el que se produjo la explosión, en el camino de Ca n'Espinós de Gavà, para que los vecinos puedan entrar a recoger sus objetos personales. Según declaró ante el inmueble el jefe de la Región Metropolitana sur de los Bomberos, Pasqual Gámez, sobre las 12:00 empezaron a apuntalarlo con el asesoramiento de técnicos y aparejadores para que sea seguro entrar en los pisos tras una inspección ocular. Una vez asegurado, los vecinos podrán acceder acompañados de bomberos.

No obstante, los vecinos de la planta baja no podrán entrar puesto que está completamente "calcinada", aunque intentarán recuperar algún objeto "con indicación de los vecinos desde el rellano". En la primera planta sí entrarán, ya que el suelo y el techo están seguros a pesar de que no tienen paredes. Una de las viviendas estaba vacía, así que los Bomberos acompañarán a tres familias.

Gámez señaló que el Ayuntamiento contactó "con todas las familias para que nombren a una persona responsable para entrar en cada vivienda". El centro cívico de Ca n'Espinós permaneció abierto esta mañana para que los vecinos puedan pedir las ayudas anunciadas por la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda, que serán de 1.000 euros más 300 por familia durante tres meses, además de realojarles en 11 pisos de alquiler, aunque a las 13:00 nadie las había solicitado todavía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios