Detienen a 13 médicos y al propietario de una clínica en Italia por fraude y homicidio

  • En la clínica, subvencionada por la Seguridad Social, se falsificaban los historiales para aumentar los reembolsos estatales y se efectuaron intervenciones inútiles e inexplicables a decenas de pacientes que no lo necesitaban

La Policía fiscal italiana (Guardia di Finanza) detuvo hoy a 13 médicos y al propietario de una clínica privada de Milán bajo las acusaciones de fraude contra la sanidad pública y en algunos casos de homicidio voluntario agravado.

Entre los 14 detenidos, dos de los cuales han sido encarcelados y el resto puestos bajo arresto domiciliario, están el médico y ex director de la clínica milanesa "Santa Rita" y el propietario de la estructura sanitaria.

Según los investigadores, en la clínica, que estaba subvencionada por la Seguridad Social, se falsificaban los historiales de los pacientes para aumentar los reembolsos estatales, que habrían llegado en los últimos años a los 2 millones y medio de euros.

Además, en el departamento de Cirugía de Tórax se efectuaron intervenciones inútiles e inexplicables a decenas de pacientes que no necesitaban operaciones.

A causa de éstas, según la Fiscalía, los detenidos están también acusados de cinco casos de homicidio voluntario agravado por la crudeza y unos 90 episodios de lesiones graves.

En la "Clínica de los horrores", como ha sido denominada por los medios de comunicación italianos, también se han producido una decena de casos de pacientes con tuberculosis, a quienes se decidió sin motivo valido extirpar un pulmón.

En otro de los casos citados por los medios locales, a una chica de 18 años se la sometió a una mastectomía radical, cuando habría bastado la extirpación de algunos nódulos.

A las detenciones se ha llegado a través de escuchas telefónicas entre los médicos de la estructura sanitaria en las que afirmaban "que era necesario operar lo más posible para aumentar los beneficios", informó el coronel de la guardia de finanza (policía fiscal italiana), Cesare Marangoni.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios