Crean una técnica que permite extirpar el cáncer y aplicar radioterapia simultáneamente

  • La radioterapia intraoperatoria laparoscópica, desarrollada por científicos españoles, disminuye el postoperatorio y reduce la agresividad de la radiación.

Un equipo médico multidisciplinar del Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha desarrollado una técnica que permite operar un cáncer y aplicar radioterapia al mismo tiempo, una simultaneidad que disminuye el postoperatorio y reduce la agresividad de la radiación.

Hasta el momento 16 enfermos de cáncer de colón avanzado han sido operados con esta nueva técnica, pionera en España y en Europa, en la que han participado un equipo de doce profesionales de este hospital madrileño formado por cirujanos, anestesistas, radiofísicos, oncólogos radioterápicos y enfermeras.

Este nuevo protocolo de operación, denominado radioterapia intraoperatoria laparoscópica, puede aplicarse a prácticamente todo tipo de tumores, a excepción de aquellos que tengan más dificultad de acceso, como los cerebrales.

Los buenos resultados obtenidos -todos los pacientes operados han necesitado la mitad de postoperatorio-, radica en el carácter poco invasivo de la laparoscopia, una técnica ya asentada que consiste en hacer cuatro pequeños orificios por los que se introduce el material de disección y una cámara, que posibilita operar desde el interior del cuerpo.

La novedad de esta nueva técnica es que el equipo del Gregorio Marañón ha aprovechado la incisión que se realiza para sacar el tumor extirpado y para introducir después el cañón de electrones que transmite la radiación.

Este tubo se orienta hacia la zona donde estaba el tumor y, tras apartar todos los órganos desplazables para que no sufran radiación, se traslada al enfermo al búnker utilizado para aplicar radioterapia, donde se le aplica una dosis de radiación menor a la habitual.

Con esta nueva combinación de técnicas, la radiación aplicada -que puede ser altamente agresiva para el paciente- se reduce a una tercera parte de la habitual, aunque no exime del tratamiento de radioterapia en el postoperatorio.

Esta técnica es "una pequeña genialidad de médicos asistenciales", según ha explicado el jefe del departamento de Oncología del hospital madrileño, Felipe Calvo, quien ha subrayado que la creación de esta nuevo procedimiento sólo ha sido posible gracias a los 14 años de especialización en este área del Gregorio Marañón.

Aunque la oncología consigue curar muchos pacientes de cáncer, ha señalado Calvo, es necesario "desarrollar, investigar y crear nuevas estrategias" para llegar a aquellos que aún no encuentran solución médica.

Este mismo departamento, ha anunciado, está trabajado en la creación de un navegador dosimétrico, que completará esta técnica y consistirá en una aplicación informática para simular virtualmente la orientación del tubo de radiación.

Con esta nueva herramienta, el equipo médico llegará al quirófano con el 80% de las decisiones tomadas, sobre todo, en lo referente a los tejidos que se van a proteger o el grado de radiación a emplear.

El Hospital Gregorio Marañón, que cumple 40 años, fue la primera institución pública en aplicar las técnicas de radioterapia y es uno de los centros españoles y europeos con más experiencia en radioterapia aplicada en operaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios