Concluye la Cumbre del Clima con ayudas de adaptación que no gustan en los países pobres

  • Ahora se inicia el camino hacia la Cumbre de Copenhague que se celebrará dentro de cuatro años

La Cumbre del Clima de Poznan concluyó la madrugada de ayer con pocos acuerdos importantes, salvo el impulso dado a las ayudas destinadas a los países pobres para hacer frente a los efectos del cambio climático, que sin embargo han decepcionado a los receptores por su escasa cuantía.

Los documentos de trabajo que salen de Poznan mantienen la referencia introducida en la conferencia de Bali (Indonesia) del pasado año sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de entre un 25 y un 40% para los países industrializados. Además, se incluye por primera vez la posibilidad de que las naciones en desarrollo también las limiten entre un 15 y un 3%.

El acuerdo para hacer operativo el fondo de adaptación ha sido unánime y gracias a él los países pobres, especialmente los más vulnerables, podrán poner en marcha a partir de mediados del próximo año proyectos para minimizar los efectos del cambio climático en sus territorios, como construcción de diques, playas artificiales, centros de alerta meteorológica o pozos.

Se inicia ahora el camino hacia la Cumbre de Copenhague en 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios