Andalucía y Cataluña suman el 25% del fondo extra para la Dependencia

  • El Gobierno estima que la partida especial de 400 millones servirá para crear unos 35.000 puestos de trabajo · El PP tilda de "bufanda" la iniciativa presentada ayer y cree que ese dinero es insuficiente

Andalucía y Cataluña concentran más del 25% del fondo extraordinario de 400 millones para potenciar la Ley de Dependencia, aprobado por el Gobierno y sometido ayer a información del Consejo Territorial, al que asistieron representantes de las 17 comunidades autónomas.

Según informó ayer en rueda de prensa la ministra de Educación y Política Social, Mercedes Cabrera, el fondo se ha repartido en función de diversos criterios como el número de personas dependientes, la renta y las pensiones medias, la dispersión de la población y la superficie o la insularidad, entre otros.

Andalucía, con 74,2 millones, se sitúa a la cabeza de las comunidades autónomas y es la más beneficiada en el reparto seguida de Cataluña, con 61,9 millones de euros. A estas autonomías les siguen la Comunidad de Madrid, con 37,9 millones; la Comunidad Valenciana, con 36 millones; Galicia, con 32,1, y Castilla y León, 29,6 millones de euros. Por el contrario, las comunidades que recibirán menores cuantías son: La Rioja, 3,5 millones; Navarra, 5,8 millones; y Cantabria, 6 millones de euros.

La ministra Cabrera señaló que el Gobierno prevé que con el fondo extraordinario de 400 millones se creen 35.000 nuevos puestos de trabajo. Cabrera destacó que los 400 millones de euros se enmarcan en el reciente Fondo Especial del Estado para la dinamización de la economía y el empleo aprobado por el Gobierno, y eleva la inversión en materia de dependencia para 2009 hasta 1.559 millones de euros, un 79% más de lo destinado este año.

Entre los objetivos de este fondo, según Cabrera, se encuentran los de reforzar el gasto social, ya que ahora "es más necesario que nunca", lograr que los beneficios de la Ley de Dependencia lleguen más rápidamente a los ciudadanos que más lo necesitan y ayudar a las comunidades autónomas a desplegar los servicios que establece la norma. Tras destacar que las autonomías están pasando por "momentos económicamente complicados", Cabrera destacó que los 400 millones pueden ayudar a la modernización de centros e instalaciones, a la ampliación de la oferta de plazas y servicios, y a la formación y cualificación de profesionales.

La titular de Educación explicó que el Consejo Territorial acordó también la actualización para el próximo año de la financiación del nivel mínimo, es decir la cantidad mensual que el Gobierno transfiere a cada comunidad por persona atendida en el marco de la Ley de Dependencia. En el caso de gran dependencia se establecen dos niveles, y el nivel mínimo de las cuantías será de 263,93 euros para el caso del nivel 2, y de 179,47 euros, para el nivel 1; mientras que se establecen a partir de 102 euros para el caso de dependencia severa nivel 2, y de 70 euros para la dependencia severa nivel 1. El Consejo Territorial también estableció ayer otros acuerdos, como la actualización de las cuantías de las prestaciones económicas para 2009 y la definición de las destinadas a los dependientes severos nivel 1. Las cuantías crecen, según Cabrera, teniendo en cuenta el IPC de noviembre, que se situó en el 2,4%.

Desde el PP, el consejero de Bienestar Social valenciano, Juan Cotino, dijo que la Ley de Dependencia "necesita recursos, no bufandas para un año", y consideró insuficiente que el Gobierno pretenda dar "2,3 euros al día" a las personas a las que les corresponde plaza en una residencia. El también popular consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, César Antón, dijo que la propuesta de reparto de 400 millones "viene a ratificar la insuficiencia" de la aportación por parte del Estado en materia de dependencia a las comunidades autónomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios