Los huesos no sólo dependen del calcio y la vitamina D

  • Un estudio sostiene que una dieta rica en fruta y verdura puede influir en la densidad ósea y en el riesgo de fractura

Las dietas con altas concentraciones de proteínas y cereales pueden producir un incremento excesivo de determinados ácidos en el cuerpo que pueden influir en la excreción de calcio y debilitar los huesos, según un nuevo estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. El estudio afirma que el aumento del contenido alcalino de la dieta, bien sea a través de un suplemento o por medio de una dieta rica en frutas y hortalizas tiene el efecto contrario y fortalece la salud del esqueleto.

"La herencia genética, la dieta, el estilo de vida y otros factores que contribuyen al problema de la pérdida de masa ósea y fracturas. Cuando se trata de preocupaciones con respecto a la dieta la salud de los huesos, el calcio y vitamina D han recibido toda la atención, pero cada vez hay más pruebas de que el balance ácido base de la dieta también es importante". En realidad alude a los algoritmos en que se basa el metabolismo humano, o el propio funcionamiento de las células. La mayoría de los adultos mayores siguen dietas que, cuando se metaboliza, añaden ácido al cuerpo. Con el envejecimiento, nos volvemos menos capaces de excretar el ácido. Una forma en que el cuerpo puede contrarrestar el ácido de nuestra dieta es a través de la reabsorción ósea. Lamentablemente, el aumento de la reabsorción ósea conduce a la disminución de la masa ósea y el aumento del riesgo de fractura.

"Cuando las frutas y hortalizas se metabolizan aportan bicarbonato, un compuesto alcalino, al cuerpo", explica Hughes. "Nuestro estudio demostró que el bicarbonato porporcionaba un efecto favorable sobre la reabsorción ósea y la excreción de calcio. Esto sugiere que el aumento del contenido alcalino de la dieta puede atenuar la pérdida de hueso sano en los adultos mayores". En este estudio, 171 hombres y mujeres de 50 años aproximadamente fueron aleatorizados para recibir placebo o dosis de: bicarbonato de potasio, bicarbonato de sodio o cloruro de potasio. Los investigadores encontraron que los sujetos que habían tomando bicarbonato mostraron reducciones significativas en la excreción de calcio, lo que supone un menor riesgo de fractura y mejor salud ósea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios