Un millar de vecinos reclama más medios para hallar a Ángeles Zurera

  • Los familiares reclaman que se dote de más recursos a la Policía Judicial de la Guardia Civil "para que su trabajo, que ya es difícil, se haga más llevadero"

Comentarios 1

La conocida plaza octogonal de Aguilar de la Frontera volvió ayer a ser el escenario de la solidaridad de los vecinos del municipio con los familiares de Ángeles Zurera Cañadillas, la mujer de 42 años desaparecida hace ya 42 días. En torno a un millar de personas se congregaron en la plaza San José para, de nuevo, apoyar a los seres queridos de Ángeles y recordarles que no están solos frente a este suceso que les ha tocado vivir. Desde el balcón del Ayuntamiento, una mujer, Carmen Álvarez, en representación de los amigos de la familia de la desaparecida, convocantes de la concentración, se dirigió a los presentes con la lectura de un manifiesto en el que se pedía que "se dote de todos los recursos necesarios" a la Policía Judicial de la Guardia Civil, que investiga el caso de Ángeles, "para que su trabajo, que ya es difícil, se le haga más llevadero".

Junto a Carmen también comparecieron en el balcón el hermano de la mujer desaparecida, Antonio Zurera, el alcalde, Francisco Paniagua (PSOE), así como otros familiares y amigos de Ángeles. En el manifiesto se expresaba el calvario cargado de "desesperación, impotencia y angustia" por el que atraviesan todos los familiares de Ángeles Zurera pero, en especial, los padres, "hasta el extremo de que pidan que aparezca su hija, aunque sea muerta". Precisamente, para los progenitores de Ángeles "solo hay una verdad: la de que su hija jamás les haría pasar por esta agonía si se hubiese ido voluntariamente", dijo Álvarez a los concentrados.

Los amigos de la familia de Ángeles quisieron trasladarles que "nuestro ánimo no va a decaer, porque es con lo que cuentan" y recomendó a los presentes que aporten "cualquier pista, por insignificante que parezca, porque puede ser de total relevancia para la investigación". Sobre este aspecto quiso hacer hincapié el hermano de Ángeles, quien rogó a los presentes que "si tenéis alguna pista que creáis que puede ser relevante lo pongáis en conocimiento de la Guardia Civil o familia, pero no callároslo porque puede hacer avanzar el trabajo". Antonio Zurera agradeció la comparecencia de los vecinos, "porque es lo único que podemos hacer nosotros fuera de la investigación".

La intención tanto de los amigos como de los familiares de Ángeles con las distintas acciones de apoyo organizadas es que el caso "no quede en el olvido", por eso, ayer volvieron a solicitar a los medios de comunicación "que sigan insistiendo con el suceso, aunque sabemos que es difícil cuando todo se mueve por noticias nuevas, pero, si se olvida, será más difícil llegar a la verdad", aseguraba el manifiesto.

Cuando Ángeles Zurera salió de su casa el pasado 2 de marzo avisó a uno de sus hijos que volvería en seguida, sin embargo, desde entonces nadie la ha visto ni sabe nada de ella. La mujer, no se llevó consigo objetos personales como las gafas, las lentillas, el móvil o el DNI, lo que siempre ha hecho pensar a la familia que no se trataba de una marcha voluntaria.

Desde su desaparición, se han organizado distintas batidas vecinales por el término municipal de Aguilar, sin encontrar rastro de Ángeles. Además, su fotografía está ya distribuida por un sin fin de municipios de la geografía española. La familia ha anunciado incluso que ofrecerá una recompensa económica a quien pueda aportar una pista fiable sobre su paradero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios